(Foto: Impacto/Archivo)

Buenos Aires, Argentina– Benito Juárez fue durante años presidente de México y no por poco, se le conocía como el “Benemérito de las Américas”. Una muy célebre y contundente frase suya fue “Malditos aquellos que con sus palabras defienden al pueblo y con sus hechos los traicionan”Si bien esta máxima aplica a unos cuantos presidentes de Latinoamérica, es una pena que estando relativamente cerca del país azteca, el dictador Nicolás Maduro no haya tomado la real dimensión del mensaje y haya hecho todo para encuadrarse dentro de lo que castigaba Juárez.

Sobran los ejemplos sobre el manejo indiscriminado hacia la población que lleva adelante el sucesor de Hugo Chávez. Innumerables denuncias sobre las violaciones a los derechos humanos, el descubrimiento de centros clandestinos de tortura con registros ocultos de homicidios, trato cruel, inhumano y degradante, y todo con el apañamiento y la complicidad de sus gobiernos amigos como Argentina, China, Rusia, Cuba, Bolivia, Nicaragua y El Salvador, entre otros, que hacen oídos sordos a las quejas de los habitantes de un pueblo que no deja de sufrir y le cuida las espaldas ante los organismos americanos.

Y tal vez la gota que colmó el vaso se dio en estos días, cuando en la implementación de un plan de vacunación masivo contra COVID-19 se le haya dado prioridad a todo aquel que contara con el “carnet de la patria” sin importar edad ni patologías adversas.

El Sistema Patria es el esquema que utiliza el régimen chavista para otorgar ayudas sociales y que es cuestionado por la oposición al sostener que se trata de un mecanismo infame de “control” de la sociedad.

Juan Guaidó, líder de la oposición habló de “Una falta total de transparencia en el proceso vacunatorio” y citó a algunos lugares que no han sido anunciados como centros de aplicación de la vacuna y “sin embargo son usados clandestinamente para inocular a los funcionarios y a los amigos del poder”

Guaidó también cuestionó la cantidad de vacunas que el régimen dijo recibir. “Es mentira que hayan llegado 1.300.000 vacunas –dijo- apenas se han recibido entre 30 y 40.000 o sea que evidentemente es otra gran mentira por parte de la dictadura, porque ni siquiera coinciden las cifras que da el presidente con las de su ministro de Salud”

De acuerdo con organizaciones nacionales e internacionales, Venezuela se mantiene en los últimos puestos de América Latina en inmunización contra el coronavirus, pero parece que esto no parece importarle a Maduro que con su discurso lleno de mentiras sigue humillando al pueblo que ya no soporta tanto maltrato y tanta desidia e impunidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here