Pulso Dominicano

Justo y necesario

Reading, PA- El protocolo para el inicio del próximo año escolar, previsto comenzar el próximo 24 de agosto, contempla que los centros de jornada regular, en cada tanda, organizarán sus secciones en dos grupos alternando entre la escuela y el hogar, un grupo irá un día mientras que el otro grupo se queda en el hogar y asiste al otro día, cita el documento, esto como una medida para mantener el distanciamiento social.

A este respecto, Xiomara Guante, presidenta de la ADP, mostró su preocupación, pues para el mes de agosto ya se habrán restablecido las actividades productivas, por lo que muchos padres estarán ocupados durante el día, y el protocolo no especifica cómo y quién se encargará del seguimiento a la docencia los días que los estudiantes se queden en casa.

La creación de una plataforma tecnológica para formalizar las clases a distancia en el sistema educativo nacional, debió de estar entre las medidas incluidas en el protocolo a seguir para el año Escolar 2020-2021.
ADP en palabras de su presidenta, dice sorprenderse por no aparecer en primer plano por la comisión de alto nivel creada por el consejo nacional de educación, la creación de una plataforma digital interactiva, donde docente y alumno tengan una comunión interactiva; sabemos que lo que hasta el momento tenemos si nos ayudó, pero no podemos decir que resolvimos, puesto que vimos que realmente no es efectivo, por lo que a corto, largo o mediano plazo, debemos organizarnos para futuros eventos, además esta necesidad de mecanismos digitales para el sistema educativo, nos abre ventanas a nuevas posibilidades.

Recuerdo a un alumno del colegio de la iglesia de Dios de la profecía central, que lo trasladaban en silla de ruedas en un espacio tan pequeño, que no había condiciones para él. La educación a distancia hubiera sido un enlace para que fuera menos días a la escuela y su maestra (yo) pudiéramos darle seguimiento hasta encontrar una estructura físicamente inclusiva.

Es cierto lo que dice la ADP, hay que prepararse para otra eventualidad y no solo para un momento, esa preparación donde el docente interactúe con el alumno y le dé seguimiento, debe gestionarse desde el estado, creando artículos que vinculen instrucciones gubernamentales que responsabilicen la familia y al cuerpo docente, hagámoslo posible.

Será posible, así será, y que el impacto de Jesús en nuestras vidas nos mantenga el pulso equilibrado, un abrazo.

Emma_martinez10@hotmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here