Imágenes de la ciudad sureña de Haití, Les Cayes, tras el devastador terremoto del sábado. (Foto: Matiado Vilme/VOA)

Miami, EE. UU. – Las tareas de rescate continúan en Haití tras el devastador terremoto del sábado. Hasta el momento se han contabilizado 1.297 fallecidos y más de 5.700 heridos. Pero las autoridades y los equipos de emergencia que se han traslado hasta el suroeste del país, donde se ubicó el epicentro, temen que la cifra de muertos sea aún mayor.

A pesar de que el primer ministro haitiano, Ariel Henry, declaró el estado de emergencia y reiteró su predisposición para “movilizar todos los recursos” necesarios para ayudar a las víctimas, lo cierto es que la nación, sumida en una profunda crisis social, política y humanitaria, no puede hacer frente a una catástrofe de tal magnitud por sí sola.

Comando Sur pone en marcha plan de ayuda en Haití

Es por ello que varios equipos especializados de Estados Unidos se han desplazado hasta el lugar de la tragedia para ayudar en las tareas de rescate. Un informe del Comando Sur al que ha tenido acceso la Voz de América confirma que ya se ha establecido la operación “Fuerza de Tarea Conjunta-Haití” con el objetivo de “llevar a cabo operaciones militares” por parte de las fuerzas estadounidenses para “apoyar” y “asistir” al pueblo de Haití.

Las operaciones se están gestionando directamente con la Embajada de Estados Unidos en la capital, Puerto Príncipe, ya que el personal diplomático conoce de primera mano el terreno y los lugares dónde se requiere una asistencia mucho más rápida.  

El documento del Comando Sur de EE. UU. señala también que la misión se realiza en conjunto con DART, el equipo estadounidense de respuesta y asistencia en caso de desastre, bajo la dirección de la Oficina de Asistencia Humanitaria (BHA por sus siglas en inglés), un órgano dependiente de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID).

Además, la Marina de Estados Unidos está utilizando el sistema aéreo no tripulado ScanEagle y el avión P-8 Poseidon capaz de “proporcionar imágenes aéreas de las áreas devastadas por el terremoto”. “Las imágenes serán utilizadas por planificadores experimentados de socorro en caso de desastre para determinar qué capacidades y suministros de socorro se necesitan de inmediato y dónde”, se expone en el informe.

Cruz Roja de Estados Unidos se suma a tareas de rescate

La Cruz Roja de Estados Unidos también ha puesto en marcha un plan especial para ayudar en “los esfuerzos de búsqueda y rescate”.

“Las familias se enfrentan a la incertidumbre a medida que aumenta la pérdida de vidas y continúa la posibilidad de que se produzcan réplicas. Hay casas y edificios enteros destruidos, y carreteras y puertos dañados. Los esfuerzos para salvar vidas son la prioridad en esta etapa de la emergencia”, recalca un comunicado enviado a la VOA por parte de la Cruz Roja estadounidense.

Los esfuerzos, por ahora, se están centrando en los departamentos del sur, en Nippes y Grand’Anse, que son las áreas más afectadas por el sismo. “Los equipos de la Cruz Roja en Haití brindan primeros auxilios y responden a las necesidades inmediatas junto a las autoridades locales y otras organizaciones humanitarias”.

Pese a todo, desde la Cruz Roja reconocen que hay otros factores externos que “complican la respuesta humanitaria”, como las réplicas y los fenómenos atmosféricos, por lo que las tareas se están ralentizando.

“Varios factores complican la respuesta humanitaria, incluidas múltiples réplicas que han golpeado el área, y algunas de ellas tienen una magnitud de 5.0 o más. La Cruz Roja también está monitoreando de cerca la tormenta tropical Grace, que amenaza a la isla con fuertes lluvias y vientos en los próximos días”, sostienen.

Ante esta tragedia, la Cruz Roja recuerda que “el socorro en casos de desastre es un esfuerzo conjunto” y destaca que “las organizaciones, grandes y pequeñas, tienen un papel que desempeñar para garantizar que se llenan las lagunas”.

OPS envía expertos para la respuesta sanitaria

Por otro lado, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) ha enviado un equipo de expertos para ayudar en la respuesta sanitaria tras el terremoto. La coordinación se está llevando a cabo desde las oficinas centrales en Washington DC y en las delegaciones de Haití y República Dominicana.

“Nuestro equipo de expertos está sobre el terreno y está listo para ayudar en todos los aspectos de la respuesta sanitaria”, manifestó la directora Carissa Etienne a través de un comunicado.

“Las primeras horas son cruciales”

Los rescatistas más experimentados insisten en que las primeras horas son “cruciales” a la hora de realizar tareas de emergencia entre los escombros, principalmente porque aún pueden haber personas con vida entre las runas. Precisamente fue ese mensaje el que repitieron las autoridades hace unas semanas cuando se desplomó un condominio de 12 plantas y con 136 apartamentos en la ciudad de Surfside, Florida, dejando un saldo de 98 muertos.

En las primeras horas tras el desastre, “se hizo una búsqueda por la superficie de los escombros”, tal y como señaló Eríka Benítez, portavoz de emergencias del condado de Miami-Dade. “Después los bomberos empezaron a trabajar haciendo túneles y también buscando por debajo de los escombros, utilizando diferentes tecnologías”, agregó al respecto.

El mayor problema es que aún quedaba en pie parte de la estructura del edificio, lo que ponía en peligro la vida de los rescatistas que estaban trabajando sobre el terreno. Hasta que no se derrumbó, mediante explosivos, los equipos no pudieron agilizar el proceso. Y precisamente uno de los mayores problemas a los que se enfrentan los rescatistas es que puedan caer parte de los edificios afectados que aún están erigidos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here