El niño debe atender a la clase virtual atento y concentrado, listo para aprender. (Foto: Pixabay)

Como el año escolar se inicia de forma virtual, los padres tienen muchas preguntas por resolver. De ellas, la que más les preocupa es: ¿cuál es la mejor manera de ayudar a mis hijos? En la tríada alumno, padre, maestro, todos tienen un papel muy definido. Mírelo como si fuera un triángulo equilátero, cada lado es igual de importante y necesario. El profesor es el encargado de preparar el contenido académico y adaptarlo a la educación virtual. Usted y su hijo deben hacer el resto, los padres, aunque a veces no lo sepan, son los mejores educadores de sus hijos, y permítame explicarle como ser el coach educativo de su hijo.

Tome ventaja y sáquele partido a la escuela en casa. Los niños aprenden de lo que ven en su entorno; entonces, ponga manos a la obra. El hecho de no asistir al edificio escolar no significa estar de vacaciones. Su hijo va a ir a la escuela, necesitará horarios fijos y rutinas establecidas que lo ayuden a saber qué hacer; eso requiere irse a dormir temprano, tener un horario para levantarse, acicalarse, desayunar y presentarse a clases frente a la pantalla cómo lo haría en una clase presencial. El tener la “escuela en casa” no lo exime de la responsabilidad de estar presentable y listo para aprender.

El papel de los padres en la nueva educación virtual 1
Las tareas son para el niño, permítale trabajar solo. (Foto: Cindy Parks en Pixabay)

Preparen juntos el salón de clases un espacio libre de ruidos, distracciones, con buena luz natural, computadora, acceso al internet y todos los útiles escolares necesarios para que el niño y usted asistan a clases. No ha leído mal, ambos deben estar listos para las lecciones diarias, ya que usted será su guía. Como tal, lo ayudará a crear su horario de estudios incluyendo tiempo para las tareas, descanso y diversión. Como coach de su hijo,su labor es anotar las indicaciones del maestro sobre cuándo, cómo y dónde se encuentra el material de estudios que el niño va a utilizar; fechas límite y modo de entregar las tareas; cómo participar en las reuniones de maestros y alumnos, así como las de padres y maestros.

El papel de los padres en la nueva educación virtual 2
La lectura es base del aprendizaje, fomente el hábito leyendo a diario juntos. (Foto: C. Marcet)

Esta labor requiere ser organizado, para estar al tanto de las responsabilidades que tiene el niño y que usted va a asegurarse que se cumplan. Como buen coach educativo, será responsable de enseñarle al niño las habilidades del buen estudiante:tener limpia y ordenada el área de estudio, asistir a todas sus clases, ser puntual, estar atento, no jugar frente a la pantalla, hacer buen uso del computador, presentar las tareas y asignaciones limpias y con letra legible, hacer siempre su mejor esfuerzo, y lo más importante, realizar sus tareas solo. ¡sí, leyó bien! Usted únicamente debe leerle las instrucciones, por favor ¡no le haga la tarea! ni busque que esta quede perfecta. Al hacerlo, su hijo aprenderá que está bien hacer trampa cuando nadie lo ve. Si lo ayuda a cada paso, se volverá un niño dependiente que tendrá siempre la excusa de “no hice la tarea porque nadie me ayudó”.

Los maestros dejamos tareas para repasar lo aprendido, y sabemos que el niño es capaz de hacerlas sólo. Enséñele a ser responsable y ordenado, teniendo sus apuntes de clase al día en un cuaderno por materia, no en hojas sueltas que se dañan y traspapelan con facilidad. Hagan juntos el horario escolar y colóquenlo en el área de estudios. Para los más pequeños, es muy útil usar fotos, para hacerlo más fácil de seguir. Tengan los útiles escolares listos para usarse. Si estas habilidades se aprenden bien desde el pre kínder, su hijo logrará ser pronto un estudiante independiente. Motive su curiosidad, déjelo resolver problemas, oriéntelo para saber dónde y cómo buscar la información que necesita, enséñele que está bien pedir ayuda si la requiere. La lectura es la base del aprendizaje académico, lea con su hijo todos los días, hasta que forme el hábito e incremente el tiempo poco a poco, de acuerdo a su edad.

Como todo buen coach, evalúe el rendimiento; tome nota del desempeño de su hijo, obsérvelo trabajar, estudiar, leer, usar la computadora, y apunte lo que puede hacer solo y sin ayuda, determine qué le gusta, cuáles son sus dificultades y en qué áreas necesita ayuda. Converse con los maestros, pídales ayuda y consejo, aclare sus dudas para guiar a su hijo. En este año escolar sin precedentes, deje en su hijo un impacto positivo compartiendo y disfrutando juntos de la “escuela en casa”.
Bilingual Educational Services, petymarcet@gmail.com. Tel. 267 970 4848

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here