Una agobiante nueva experiencia

Condado de Delaware, PA – La ansiedad también está de visita junto al COVID-19. El presidente Donald Trump dijo que reabriría nuestro país. Al escuchar empecé a sentir una opresión en mi pecho que jamás había sentido en toda mi vida. Respiré, medité, oré y pensé que no estábamos preparados para reabrir el país aun cuando ni siquiera habíamos pasado el pico de la pandemia. En ese momento llegó mi hijo Dominic y me dijo: ¿mami qué te pasa? Y antes de responder analicé lo que iba a decir, porque Dominic sólo tiene 9 años y no quería afectarlo con mi realidad. Le dije, “es que no estoy de acuerdo con algunas cosas que están pasando y no las puedo cambiar”. Me dijo: ¿mami te puedo dar un abrazo? Y dije: “si y un beso, porque tu amor es mi cura”. Cuando recibí ese abrazo, sentí que fue vitamina para mi alma, logrando sentirme mejor.

Lo que sentí fue ansiedad. La definición de ansiedad según los especialistas en salud mental es: “Un sistema adaptativo y mecanismo de defensa ante una situación amenazante, de incertidumbre y que no podemos controlar. Se puede sentir una sensación de ahogo, miedo, pánico, sudoración, escalofríos, temblores, náuseas, molestias abdominales, mareos y hasta desmayos. La ansiedad afecta a corto y a largo plazo zonas del cerebro, así como el sistema nervioso y otros sistemas del cuerpo”. En la situación actual que estamos viviendo es muy común que la ansiedad este de visita junto al COVID-19 aun en personas como yo que jamás la había sentido. Me pregunto ¿Cómo la estarán pasando aquellas personas que ya experimentaban ansiedad antes de la pandemia?

En el caso de que sienta ansiedad, le comparto estas técnicas que me han servido a mí: hacer algo que me apasione, respirar profundamente y soltar a todo el aire con la boca abierta, orar. meditar, repetir afirmaciones positivas como: “Soy paz, soy armonía, soy amor, soy serenidad, yo soy salud perfecta”, visualizar un panorama mejor que el actual, lo que podría ayudar a que el cerebro envíe señales de serenidad al resto del cuerpo. Evitar consumir estimulantes, tales como azúcar, cafeína, nicotina, drogas o alcohol; escuchar la música favorita, hacer deporte, conectarse a un grupo de apoyo, escribir, comer saludable, tomar suplementos, y si la ansiedad persiste llame a su doctor y/o terapista.

Aun no estando de acuerdo con las situaciones actuales, los invito a que protejamos nuestro espacio emocional, eso nos ayudara a salir victoriosos de esta situación.

Conéctate a mis redes sociales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here