Ningún rincón del mundo está a salvo de las devastadoras consecuencias de esta crisis. Crédito ONU

La semana pasada el candidato presidencial demócrata Joe Biden inició una semana de actividad en Pensilvania cuando las campañas emergen de las convenciones nacionales, en los últimos dos meses antes de las elecciones.

La campaña presidencial de Donald Trump está haciendo básicamente lo mismo. La nuera de Trump, Lara Trump habló en el condado de Bucks el lunes 31 de agosto y el vicepresidente Mike Pence tuvo un evento el martes. El jueves Trump tiene previsto habló en el oeste de Pensilvania, que es uno de los pocos estados competitivos que probablemente decidan al ganador de la carrera presidencial.

Una clave para ganar votantes en Pensilvania es la crisis climática, y este tema está dando una ventaja considerable a los demócratas. Hace una semana “Climate Power 2020” publicó una nueva encuesta, realizada por “Global Strategies Group”, que encontró que los votantes de Pensilvania favorecen a Biden sobre Trump por un margen de 8 puntos porcentuales (50% / 42%). En particular, esa ventaja aumenta a un margen de 15 puntos cuando el debate se centra en el “fracking”, la energía limpia y el cambio climático, lo que disipa la creencia convencional de que un enfoque en el fracking reducirá el apoyo a los demócratas y a Biden en el estado.

“La sabiduría convencional sobre los votantes de Pensilvania y el fracking es incorrecta”, dijo Lori Lodes, directora ejecutiva de Climate Power 2020. “Los votantes de Pensilvania creen que el cambio climático es un problema grave y están listos para que los legisladores tomen medidas. Las mentiras y los ataques inventados por Trump sobre el cambio climático son contraproducentes en un estado que debe ganar para mantener su presidencia «.

Un hallazgo clave de la encuesta es que los votantes estatales clave, incluidos los del suroeste de Pensilvania, apoyan firmemente acciones audaces sobre el cambio climático, inversiones en infraestructura de energía limpia y regulaciones más estrictas sobre la industria del fracking.

Por un margen de 61-30, los votantes de la DMA de Pittsburgh apoyan que se establezcan regulaciones más estrictas sobre el fracking de petróleo y gas, como aumentar la distancia mínima entre los sitios de fracking y los hogares y exigir la divulgación de todos los productos químicos utilizados en el fracking.

 «Los votantes de Pensilvania quieren una acción audaz sobre el cambio climático», dijo el representante Malcolm Kenyatta.

En PA se le apuesta a la ecología 1
Representante Malcolm Kenyatta. Crédito redes sociales del representante.

 “Las inversiones transformadoras en energía limpia crearán puestos de trabajo y darán a nuestra economía el impulso que necesita en este momento. La gente ya está harta del COVID del presidente Trump y del negacionismo climático, y no están cayendo en los ataques falsos al plan climático audaz de Joe Biden», agregó.

Global Strategy Group realizó la encuesta en línea, emparejada por archivos de votantes, de 801 votantes registrados en Pensilvania entre el 13 y el 19 de agosto de 2020. Se ha tenido cuidado para asegurar que la muestra coincida con el desglose demográfico, geográfico y partidista del electorado de votantes registrados. El intervalo de confianza para esta encuesta es +/- 3,5%.

La crisis climática

El cambio climático ha dejado de ser solo un cambio, es una crisis, y medios internacionales como el “The Guardian”, han convocado a usar el termino de crisis en vez de cambio.

Esta es una crisis definitoria de nuestro tiempo y está ocurriendo aún más rápido de lo que temíamos; pero estamos lejos de no poder hacer nada ante esta amenaza global. Como indicó el Secretario General António Guterres, “estamos perdiendo la carrera de la emergencia climática; no obstante, podemos ganarla”.

Ningún rincón del mundo está a salvo de las devastadoras consecuencias de esta crisis. El aumento de las temperaturas es la causa directa de la degradación ambiental, los desastres naturales, las condiciones meteorológicas extremas, la inseguridad alimentaria e hídrica, la disrupción económica, los conflictos y el terrorismo. Sube el nivel del mar, se derrite el Ártico, mueren los arrecifes de coral, se acidifican los océanos y arden los bosques. Está claro que no podemos seguir así. A medida que el costo infinito del cambio climático alcanza niveles irreversibles, ha llegado el momento de emprender audaces acciones colectivas.

Fuente: ONU

https://www.publico.es/sociedad/correcto-hablar-crisis-climatica-no-cambio-climatico.html

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here