Columnas de humo emitidas por una planta de carbón en Emmett (Kansas) el 21 de septiembre del 2021. (Photo: AP/Charlie Riedel/File)

Los desastres meteorológicos extremos provocados por el cambio climático son costosos. En la última década, EE. UU. ha visto 158 eventos climáticos extremos que costaron más de mil millones de dólares cada uno, generando un costo total de 102 mil millones de dólares. Los costos se dispararán a medida que se acelere el cambio climático. Frenar esta crisis ayudaría a detener el empeoramiento de los fenómenos meteorológicos extremos, salvando vidas, dólares de impuestos y mucho más.

Dinero de impuestos gastados en desastres climáticos durante la última década

Cada año, el gobierno se enfrenta a facturas más elevadas para proporcionar ayuda en caso de desastres y seguros para la propiedad y las cosechas tras los fenómenos meteorológicos extremos provocados por el cambio climático. De 2007 a 2017, un informe estimó que el gobierno federal gastó $350 mil millones en respuesta a eventos climáticos extremos. Más recientemente, en 2020, el clima extremo le costó a los contribuyentes estadounidenses $99 mil millones. Con 22 eventos, 2020 vio la mayor cantidad de eventos climáticos extremos que costaron mil millones de dólares, lo que demuestra aún más cómo los eventos climáticos extremos han aumentado en frecuencia, gravedad y costo debido al cambio climático. En 2021, los eventos climáticos extremos que costaron alrededor de 20 mil millones de dólares cada uno totalizaron $145 mil millones. Según la Oficina de Administración y Presupuesto (OMB, por sus siglas en inglés), el cambio climático podría costarle al presupuesto de los EE. UU. $2 billones al año para fines de siglo.

¿Cómo afecta el cambio climático al presupuesto federal?

El gobierno federal enfrenta una exposición fiscal a los riesgos del cambio climático en varias áreas, incluida la ayuda por desastre, el seguro federal para propiedades y cultivos y la operación y administración de propiedades y tierras federales. El cambio climático aumenta los déficits presupuestarios federales, en términos netos, al reducir los ingresos y aumentar los gastos obligatorios, tanto a través de sus efectos generales sobre la economía como de sus efectos específicos sobre programas particulares.

La necesidad de financiación para la mitigación y la resiliencia climáticas

Se prevé que los costos de los desastres aumenten a medida que los fenómenos meteorológicos extremos se vuelvan más frecuentes e intensos debido al cambio climático. Una forma de reducir el riesgo a largo plazo para las personas y las propiedades de los desastres naturales es mejorar los esfuerzos de resiliencia climática. Las comunidades están pidiendo cada vez más dinero del gobierno en todos los niveles para reconstruir de una manera más resistente a los fenómenos meteorológicos extremos y para mitigar futuros desastres.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here