De acuerdo con los últimos datos del Censo, aproximadamente 70 % de los residentes del condado se identifican como blancos, 3 % como afroamericanos y casi el 14 % como latinos. (Foto: EFE/Esteban Biba/Archivo)

Nueva York, EE.UU.- Las personas afroamericanas y latinas en el condado de Morris, Nueva Jersey, permanecen sin hogar más tiempo que los blancos y es más probable que vivan en la pobreza, por lo que un equipo de trabajo busca las formas de hacer frente a esa situación.

El Grupo de Trabajo de Equidad Racial, que nació en septiembre del año pasado, espera abordar los efectos desproporcionados de la falta de vivienda y la pobreza en estas poblaciones, de acuerdo con el northjersey.com.

En el condado de Morris, los registros de personas afroamericanas en refugios de emergencia se duplicaron entre el tercer trimestre de 2019 y agosto de 2020, según los datos provistos por el grupo al diario.

Las personas afroamericanas y latinas menores de 18 años fueron las poblaciones más numerosas en ingresar a los refugios durante el mismo periodo de tiempo.

El grupo indica que, en general, había más personas afroamericanas y latinas de entre 18 y 24 años que residentes blancos del condado.

De acuerdo con los últimos datos del Censo, aproximadamente 70 % de los residentes del condado se identifican como blancos, 3 % como afroamericanos y casi el 14 % como latinos.

Los datos de equidad racial del grupo de trabajo muestran que casi 27 % de las personas sin hogar del condado se identifican como afroamericanas, cerca de 20 % como latinas y 46 % como blancas.

«El condado se parece a muchas cosas: hay poblaciones desatendidas dentro de poblaciones desatendidas que necesitan diferentes servicios», dijo al diario la presidenta del grupo, Lana Ubinski.

Entre las alternativas para afrontar el problema el Grupo de Trabajo de Equidad Racial se propone poner en marcha el plan de 10 años del condado para acabar con la falta de vivienda, agrega el diario.

Según los datos, las principales causas de la falta de vivienda en todos los grupos raciales y étnicos incluyen la pérdida del empleo, la violencia doméstica, el abuso de alcohol y drogas y la reubicación forzosa.

Xiomara Guevara, directora ejecutiva de Organización de Asuntos Hispanos, dijo que las fuentes de financiación a veces limitan las formas en que los fondos pueden usarse para la comunidad, a menudo pasando por alto las necesidades específicas de los diversos grupos raciales.

«Cada vez que estoy en una evaluación de necesidades para el condado de Morris, el transporte es el problema más grande, pero no lo veo en los fondos que nos proporcionan», indicó la activista.

El Grupo de Trabajo espera alentar a los proveedores de servicios y las agencias de personas sin hogar del condado a discutir las barreras a los servicios y las causas de no tener un techo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here