Juan Lopez, sosteniendo el trofeo “Eagles”. (Foto: Cortesía)

Encontrar tu propósito en la vida es todo un desafío, pero una vez que lo encuentras, el impacto que puedes llegar a tener en tu entorno será un gran gozo. Juan Lopez lo encontró hace tiempo, y va dejando huella a su paso.

ORIGEN Y DESTINO

Sus abuelos llegaron de Puerto Rico, y sus padres Juan y Rosita López, vinieron aquí cuando eran niños. Juan dice que ellos le inculcaron su ética del trabajo y decían: “‘Nadie te debe ganar en tu capacidad de trabajo’; y eso yo lo aplicaba desde niño a los deportes, luego a la escuela y al final en toda mi carrera. Mi abuela siempre me repetía: ‘haz que tu trabajo hable por ti’”.

Juan ha ido escalando hasta llegar a una cumbre influyente, desde la que planea impactar aún más, esta vez con una onda expansiva, donde el dinero que es poder asuma su responsabilidad y ayude a generar los cambios necesarios, en un tiempo histórico tan desafiante como el presente. Aquí parte de su historia en sus propias palabras.

Si no yo, ¿quién? 1
Antigua imagen de los días de infancia de Juan. (Foto: Cortesía)

INTEGRIDAD

Cuando su padre salió del ejército se convirtió en cartero. Trabajó para la oficina de correos de EE. UU. durante toda su vida. Su mamá hizo muchos trabajos diferentes, pero finalmente fue asistente administrativa, siempre muy íntegra.

Subiendo la escalera corporativa, sus padres lo mantienen con los pies en la tierra, “no dejes que los ascensos o los puestos de importancia cambien tu modo de ser”, le recuerdan.

Si no yo, ¿quién? 2
En una de las múltiples campañas comunitarias de United Way. (Foto: Cortesía)

“Cuando yo era niño, vivimos por un tiempo en Camden; y allí mi tío José tenía una pequeña empresa. Él sabía un poco de impuestos y ayudaba mucho a la gente con sus negocios, les daba consejos y asesoría; yo lo veía como un hermano mayor para mí; cierto, él no les cobraba a las personas, solo a veces decía: ‘tú tienes una pizzería, mándame alguna pizza’; y yo pensaba que no llevaría mi negocio como él; pero siempre me encantó la forma en que retribuyó en la comunidad”. Su tío José fue una influencia muy positiva en su juventud, por su espíritu comprometido y generoso, pues siempre trataba de retribuir lo que recibía.

Si no yo, ¿quién? 3
Juan López apoyó desde United Way la gran campaña de recolecta de alimentos de South Jersey en 2017. (Foto: Cortesía)

Juan considera que también ha aprendido mucho de las organizaciones latinas, en especial de las organizaciones sin fines de lucro de las que es parte de la junta directiva, como Esperanza y Providence Center: “Allí la única constante es la ética del trabajo; una ética que viene con la humildad, pero también con la pasión. Es decir, siempre tengo en mi mente la palabra ‘integridad’”.

El contador público certificado por CPA recuerda que cuando estaba en la universidad LaSalle, colaboró con el IRS, como agente de impuestos. “Esa experiencia significó mucho para mí y siempre he abordado este trabajo de la misma manera y con la misma integridad. Si sabes ser recto y transparente, entonces todo lo demás debe encajar. Es mi mejor descripción de integridad”.

Si no yo, ¿quién? 4
Juan durante la campaña de United Way “sé un MVP” en tu comunidad, en 2018. (Foto: Cortesía)

Ahora es miembro de la junta de American Heritage, de Federal Credit Union y trabaja mucho con Independence Blue, compañía donde ha recibido un nuevo nombramiento como directivo. “Independence tiene una filosofía muy fuerte sobre el servicio a la comunidad. Y eso fue lo interesante para mí; porque he trabajado en varias grandes empresas y corporaciones durante mi carrera, pero no fue hasta que llegué a esta que realmente me sentí como en casa”.

Independence es más una empresa impulsada por una misión centrada en trabajar para la gente y en retribuir, ya sea a través de horas de servicio a la comunidad o por medio de donaciones corporativas a través de la fundación IBC, y con el trabajo de filantropía corporativa que realizan.

Si no yo, ¿quién? 5
Juan López vicepresidente ejecutivo, director financiero y tesorero de Independence Health Group, la empresa matriz de Independence Blue Cross. (Foto: Cortesía)

Asegura que finalmente podía poner todo su ser y sus talentos en ese trabajo, teniendo mucho éxito y a la vez ayudar a lograr una misión más grande. “Mi papá solía decir: ‘Si trabajas en algo que amas, entonces es como si no tuvieras que trabajar.

Yo no tengo mucho tiempo libre, pero siempre encuentras el tiempo para las cosas que realmente quieres hacer. Por eso Esperanza, Providence Center, tienen lugares muy especiales en mi corazón, precisamente por lo que hacen en la comunidad y lo que significan para la comunidad. El trabajo de ayudar a cada joven, cada persona a dar ese nuevo gran paso”.

Si no yo, ¿quién? 6
Juan Lopez con parte de su familia. (Foto: Cortesía)
 

ESFUERZOS SINÉRGICOS

Juan ingresó a Independence Blue Cross hace 11 años y cuando entró, dice que notó en sus líderes que esa no era una corporación más, ya que la mayoría de las ganancias que generan son para cumplir con la misión de propagar salud física y mental para un bienestar integral a sus miembros. Y lo comprobé cuando trabajé en Tesorería, y pude ver la cantidad de dinero que la compañía estaba tomando de sus ganancias y pasándola a la fundación IBC”.

Juan dice que cuando empezó la pandemia, vio lo que la fundación apoyó al Consorcio de Médicos Negros en su esfuerzo de vacunación; aportó dinero para mascarillas, y ayudó al hospital St. Christopher’s para evitar su quiebra. Y agrega que, a sabiendas de la gran necesidad de servicios de salud mental, inclusive antes de la pandemia, han incrementado significativamente los servicios.

Si no yo, ¿quién? 7
Juan en el evento “ama tu parque”, de Providence. (Foto: Cortesía)

Juan resalta que hace dos años, la Asociación Blue Cross Blue Shield tomó datos de miles de sus clientes dentro los millones de miembros en los Estados Unidos, e hizo un estudio que se centró en las diferencias generacionales en lo que respecta a la salud mental. Y el estudio destacó el hecho de que los millennials experimentan problemas de salud mental en un porcentaje más alto que cualquier generación anterior a ellos. “Nosotros lanzamos ese estudio en Filadelfia. Yo fui parte de su campaña inicial. Fue básicamente una sesión de dos días para revisar realmente todas las estadísticas y publicar todas los resultados que la Asociación Blue Cross Blue Shield había identificado. Estábamos avanzando mucho y luego llego la pandemia”.

Si no yo, ¿quién? 8
Juan habla a la audiencia durante un evento del Providence Center. (Foto: Cortesía)

Según sus estadísticas, tan solo en Independence, se experimentó un aumento del 14.000 por ciento en el uso de telemedicina para la salud mental en el 2020, en comparación con 2019. Afirma que parte de eso se debió al aislamiento y el estrés que creó la pandemia, que tuvo que enfrentarse además a la escasez de profesionales de la salud mental, y a sabiendas de que se obtienen mejores resultados en la salud física cuando se trata la mental, a través de la telemedicina ofrecen los recursos para un tratamiento integral.

Si no yo, ¿quién? 9
Participando en una de las galas de beneficencia de la Cruz Roja. (Foto: Cortesía)

Reconoce que la necesidad es grande y hay mucho por hacer, y resalta también que hay fuertes diferencias generacionales; pero también influyen los antecedentes étnicos, el impacto de la sociedad del lugar en donde vives, y tu posición económica, por lo que muchas de nuestras comunidades, sobre todo al norte de Filadelfia, son vulnerables y están enfrentando el trauma de la crisis de opioides y la violencia.

“Hacemos entrenamiento en prevención de trauma como parte del programa extracurricular”.

Si no yo, ¿quién? 10
Juan López en uno de los memorables juegos entre US Army y US Navy. (Foto: Cortesía)

“Yo fui testigo de primera mano de lo difícil que es ese vecindario, en el norte en la calle 5 estábamos haciendo la limpieza del parque y llenamos bolsas de jeringuillas rodeados de traficantes de drogas. Entonces, a través de Independence, hice un proyecto con Shepherd School, en el norte de Philly. Es una escuela primaria; y al llegar, recuerdo pasar por puertas de hierro hacia un patio de juegos de piso de concreto. Y detrás de las puertas había otra esquina con todos estos traficantes de drogas y los niños tenían que agacharse debajo de las ventanas debido a los tiroteos. También fui a una entrega de las menciones honorificas de la escuela del Providence Center, y tuve que pasar por un detector de metales para entrar. Nunca tuve que hacer ninguna de esas cosas donde crecí”.

La idea es ayudar a lidiar con su realidad en especial a los niños de padres migrantes. “Cuando piensas que algunos de estos niños, sus familias acaban de venir aquí desde Honduras, desde Puerto Rico y otros países. A veces el niño es el único que puede hablar inglés, por lo que no solo tienen que lidiar con las presiones de crecer en una tierra extranjera, sino que también tienen que ser el traductor de su mamá y su papá. Y todo esto me trae de vuelta a la misión y a lo indispensable de hacer bien este trabajo, que puede cambiar la trayectoria de la vida de una persona”.

Considera que cuando hablas de salud mental, lo que necesitas es llegar a un buen lugar para ser tú mismo plenamente. “Ahí es donde todo lo que hago adquiere esta gran importancia”, dijo.

LOS RETOS DE LA IDENTIDAD LATINA

Además de provenir de una familia modesta, su camino al lugar que ocupa pasó por otros retos que requirieron entereza y perseverancia. “Nuestros jóvenes latinos, además, tienen que luchar contra diversos modos de discriminación; lo pasé también yo. Una vez cuando solicité por primera vez un trabajo después de la universidad, alguien me preguntó: ‘¿Tienes una green card?’, y yo: ‘¿A qué te refieres? ¡Yo nací aquí!’”.

Es por ello por lo que para Juan, la pared del Providence Center en donde hay un mural pintado por el Programa de Arte de la Ciudad de Filadelfia, con una mujer con los brazos extendidos y personas pasando por entre las vallas, tiene una gran relevancia. “Ese es el tipo de sueño de EE. UU. que todavía, creo, está tomando forma. ¿Cómo crees que realmente nos convertimos en este tipo de país acogedor?”.

Juan cree que si bien en el gobierno anterior había mucho enfrentamiento político que dividió al país, de algún modo la pandemia trajo un cierto rayo de luz, que hizo que tal vez nos volviéramos a unir para luchar contra un enemigo diferente en lugar de luchar entre nosotros. Pero advierte que es necesario que haya un cambio desde esa perspectiva, aunque sea pequeño, y agrega: “Hay una organización sin fines de lucro que admiro mucho, la Fundación Travis Mannion; al joven militar durante un juego de los Eagles lo llamaron a servicio; y entonces su cuñado le dijo: ‘bueno, te puedo empujar por las escaleras y podrías lastimarte y así no tendrías que ir’. Siempre me conmuevo al recordar esta historia. Travis le respondió: ‘Pero si no voy yo, ¿entonces quién? Si no soy yo, alguien más tendrá que ir, y quizás no esté tan preparado como yo’. Y esa es la forma en que veo mi vida: si no soy yo, entonces ¿quién?”.

HUMILDAD Y ORGULLO

Juan López reconoce que ha titubeado con sentirse a la altura de la escalada profesional, y ahora que ha llegado a ocupar esta cima, se reafirma a sí mismo de lo que es capaz: “Vengo de un espacio humilde… Cuando llegué allí, sentí que es algo que me hace aún más humilde; y me sentí muy honrado por algunos de los correos electrónicos que recibí… ‘Oye, Juan, eres un ejemplo para mí’. Tal vez yo no me veía así, pero ahora me doy cuenta de que sí, que tal vez lo soy para muchos, y eso es una responsabilidad, y por eso es algo que me tomo muy en serio, y me repito: si no soy yo, entonces ¿quién?”.

Dice que si al principio de su carrera le hubieran preguntado qué quería ser, habría dicho que un director financiero, pero nunca hubiera pensado que sería realmente capaz. “Y ahora estoy aquí, y pienso que es porque hice lo que tenía que hacer, y que desde aquí puedo marcar la diferencia”.

Juan está rodeado por mujeres, tiene dos hijas, Natalie y Gabriella, de su primer matrimonio; y actualmente está casado con Melanie López. Él es uno de los latinos que han sobresalido en cargos de envergadura, y reconoce el talento de muchas latinas que ocupan puestos directivos en Filadelfia, donde el liderazgo latino suele tener rostro femenino.

Reconoce que su mamá y abuela han sido enormes influencias en su vida: “Las mujeres en mi vida siempre me han ayudado a coronarme y a ser quien soy”. Durante nuestra conversación, Juan dejó aflorar sus sentimientos con facilidad, y se emocionó, signo que, acepta, se debe a un gran corazón.

Focalizado en el presente, considera: “Necesito dar todo lo que tengo para dar en este puesto y en esta empresa que se encuentra en un punto realmente crucial”. Se siente orgullo de trabajar en un entorno que se empeña por la diversidad, la equidad y la inclusión.

PROPÓSITO BIEN TRAZADO

Algo de lo que se muestra apasionado es el programa de desarrollo equitativo Philadelphia Anchors for Growth and Equity, una iniciativa que ha surgido de la liga económica de la ciudad, que trata de desafiar a todas las grandes empresas de la ciudad a comprar local y diverso. Cree en el poder de las corporaciones y las grandes empresas para cambiar realmente la dinámica y la historia.

“Lo que sucedió a partir del asesinato de George Floyd resaltó el hecho de que el racismo y la discriminación todavía existen en este país… y el sueño de EE. UU. podemos hacerlo realidad”. Juan cree firmemente que el dinero de las grandes corporaciones habla y que el verdadero cambio comienza cuando las grandes empresas hacen cambios significativos sobre cómo van a hacer negocios, cómo van a contratar personas, y él quiere servir de ejemplo desde su puesto y lugar de influencia, para generar una onda expansiva, “y así ayudar a impulsar a otros a mi nivel, entonces estaré haciendo mi trabajo”, concluye con la gran sonrisa que lo identifica.

Semblanza

Juan López es vicepresidente ejecutivo, director financiero y tesorero de Independence Health Group, la empresa matriz de Independence Blue Cross, LLC. Es responsable de todas las funciones financieras de Independence Blue Cross y otras subsidiarias de Independence Health Group. También juega un papel clave en la planificación estratégica de la organización.

Antes ocupó el cargo de vicepresidente senior de Servicios Compartidos Financieros, donde dirigió Contabilidad Corporativa, Inversiones, Tesorería, Adquisiciones y Servicios de Construcción, e identificó oportunidades para la innovación empresarial y mejoras de procesos. Se incorporó a Independence en 2010 como interventor corporativo y luego se convirtió en director de Inversiones y Servicios de Tesorería. Apoya activamente los esfuerzos de diversidad e inclusión de la compañía como patrocinador ejecutivo del Grupo de Recursos para Asociados Latinos, Latinos con Propósito.

Es miembro del Consejo Asesor de Desarrollo de Liderazgo de la compañía, enfocado en desarrollar el talento de la próxima generación. López también dirigió una campaña de donaciones para empleados en toda la empresa desde 2017 hasta 2019.

Cuenta con más de 30 años de experiencia en finanzas, contabilidad y auditoría en las industrias de atención médica, servicios financieros y banca. Antes de unirse a Independence en 2010, tenía 13 años de experiencia en varios puestos de Finanzas en CIGNA Corporation, AMARK,GE Capital y CoreStates Financial Corp.

Información adicional

Juan’s bio and photo

Independence mental health initiatives

A look at our COVID-19 support during the first year of the pandemic (including the stat related to a rise in telemedicine mental health visits)

The Millennial health study and Philadelphia kick-off that Juan mentioned

Independence Associate Resource Groups

Independence Blue Crew volunteer organization

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here