Collage creado de la página de GoFundme.

Un incendio arrasó una casa del vecindario Fairmount de Filadelfia antes del amanecer del miércoles y mató a 12 personas, incluidos ocho niños. Los investigadores indagan sobre la posibilidad de que un árbol de navidad encendido por un niño sea la fuente del incendio. Entre las victimas morales están las hermanas Rosalee McDonald, de 33 años, y Virginia Thomas, de 30. Ellas fueron identificadas por familiares en Facebook. Ambas tenían varios hijos, pero no estaba claro si todos estaban en la vivienda en el momento del siniestro ni cuántos habían muerto.

El incendio fue en la cuadra 800 de N. 23rd Street, en un edificio propiedad de la Autoridad de Vivienda de Filadelfia PHA, por sus siglas en inglés. Ese tipo de estructura no está construida con una salida de emergencia y esta vivienda está diseñada para una familia simple, no tan grande.

Todos los miembros de una familia que residen en la otra unidad de apartamentos dentro de la casa sobrevivieron al incendio.

Aseguran que se están contratado a expertos nacionales y están utilizando «toda la tecnología que podemos utilizar» para determinar la causa del incendio, dijeron las autoridades el jueves.

The Inquirer reportó que se investiga sobre si un niño pequeño que jugaba con un encendedor cerca de un árbol. El subjefe del Departamento de Bomberos, Dennis Merrigan, se negó a comentar sobre esa teoría. Dijo que la Oficina del jefe de Bomberos está liderando una investigación «muy compleja» y está utilizando una variedad de tecnologías para investigar el incidente, incluidos escáneres láser que crean representaciones en 3-D del interior de la estructura.

Un representante federal del Buró de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos ATF, también estuvo presente en las diversas conferencias de prensa de las autoridades  para discutir el proceso de investigación.

En el incendio también resultaron personas heridas de gravedad, un adulto y un niño, según reportó el comisario asistente del Departamento de Bomberos de Filadelfia, Craig Murphy.

Según las autoridades, en las unidades vivían unas 26 personas, ocho en una unidad que ocupaba el primer piso y parte del segundo y 18 en la segunda vivienda situada entre la planta segunda y tercera.

Los servicios de emergencias recibieron la alerta a las 6:38 am, y cuando llegaron al edificio se encontraron con un «fuego intenso» que tardaron una hora en controlar.

PHA es una organización municipal que ofrece viviendas sociales a personas con escasos recursos. La página web de PHA señala que es la cuarta mayor agencia pública de viviendas de Estados Unidos, con unos 76.000 inquilinos.

PHA señaló que, en mayo de 2021, el edificio tenía seis detectores de humo en funcionamiento. El vicepresidente ejecutivo de PHA, Dinesh Indala, declaró durante una rueda de prensa que no sabía si los detectores fueron reemplazados o alterados de forma ilegal.

Este incendio que es considerado como uno de los más mortales de las últimas décadas en este país.

Los miembros de la familia sobreviviente han lanzado una recaudación de fondos para recaudar dinero en nombre de Woods-Carter.

Howard Robinson, quien, según una página de GoFundMe, vivía en el edificio y era el padre de varios de los niños que murieron, permanecía hospitalizado en Temple Hospital el jueves en condiciones aceptables.

El distrito escolar de Filadelfia dijo el jueves que servicios de terapia sicológica y ayuda estaban disponibles para los estudiantes afectados. La oficina de emergencias de la ciudad abrió un centro de apoyo a familiares y amigos en una escuela primaria a la que asistía una de las víctimas.

La secretaria de Viviendas Marcia Fudge expresó sus condolencias y dijo que el departamento ha estado en contacto con los líderes municipales y “está preparado para apoyar a la comunidad en todas las formas posibles”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here