Desde enero de 2020, 822 jóvenes menores de 21 años en Filadelfia han resultado heridos o asesinados por la violencia con armas de fuego. (Foto: Skitterphoto/Pexels)

La concejal Helen Gym (At-Large) lanzó la Agenda contra la violencia impulsada por los jóvenes, que exige importantes inversiones inmediatas en cuanto a asesoramiento sobre traumas, empleo juvenil, horarios ampliados en centros de recreación y bibliotecas, y otros servicios concentrados en vecindarios y escuelas con las tasas más altas de violencia armada. El plan se financiaría con al menos $ 50 millones en fondos federales del American Rescue Plan.

Esta agenda fue elaborada recientemente en respuesta a los jóvenes afectados por la violencia con armas de fuego que exigieron acción de la ciudad en foros organizados por el Comité de Niños y Jóvenes del Concejo, que copatrocinó el informe. Desde enero de 2020, 822 jóvenes menores de 21 años en Filadelfia han resultado heridos o asesinados por la violencia con armas de fuego, lo que ha resultado en un daño incalculable y continuo para ellos, sus seres queridos y sus comunidades. Si se cuentan también a los adultos menores de 30 años, este grupo experimentó 1.898 tiroteos y 342 muertes en total durante el mismo período. Los datos incluidos en el informe muestran que estos jóvenes viven abrumadoramente en solo 10 códigos postales, y la mayoría de los menores de 21 años asistieron a una de 25 escuelas.

Desde marzo, el Comité de Niños y Jóvenes se ha reunido con líderes comunitarios, ha celebrado audiencias públicas y ha organizado mesas redondas para escuchar a los jóvenes sobre lo que necesitan para promulgar una agenda impulsada por los jóvenes contra la violencia armada. El Comité revisó las recomendaciones de una coalición de cuarenta organizaciones que piden una inversión audaz en esfuerzos más efectivos contra la violencia.

Asimismo, encuestaron a cientos de miembros de la comunidad y celebraron dos reuniones públicas centradas en las necesidades de los estudiantes y las comunidades escolares el próximo año, donde se escucharon a decenas de oradores de toda la ciudad. “Los jóvenes nos dijeron que sus vecindarios están en crisis y exigieron que la Ciudad tome medidas inmediatas para mejorar sus vidas”, dijo la concejal Helen Gym. “Debemos invertir en programas y servicios que mejorarán las vidas de los jóvenes, evitarán la violencia en espiral y construirán un sistema en el que los jóvenes crezcan sabiendo que sus vidas son valoradas y que su potencial es ilimitado”, añadió.

COMUNIDADES ATERRORIZADAS

La concejal Gym estuvo acompañada por líderes de diferentes religiones, así como por defensores de la juventud, directores de escuelas y otros concejales. “La persistente crisis de violencia armada de nuestra ciudad está aterrorizando a comunidades enteras, y nosotros, como líderes electos, debemos actuar”, dijo el concejal Jamie Gauthier (3º Distrito).

“Los jóvenes nos dijeron alto y claro: se sienten ignorados y necesitan que la Ciudad construya un sistema de apoyo sólido”, sostuvo la concejal Kendra Brooks (At-Large). “Nuestra ciudad está sufriendo un aumento de la violencia armada, de vidas perdidas y traumas infligidos a familias y seres queridos”, agregó.

“Los habitantes de Filadelfia de todas las edades me dicen repetidamente que el gobierno local debe hacer más cosas de inmediato para tener un impacto tempestivo en la reducción de la violencia en Filadelfia”, dijo el concejal Kenyatta Johnson (2º Distrito). “Como presidente del Comité Especial de Prevención de la Violencia Armada del Ayuntamiento de Filadelfia, veo que el COVID-19 no es la única crisis que afecta a nuestra ciudad. Apoyo la Agenda contra la violencia impulsada por los jóvenes, que invertiría millones de dólares en el presupuesto operativo del año fiscal 2022 de Filadelfia en asesoramiento sobre traumas, empleo para jóvenes, horarios ampliados en centros de recreación y bibliotecas, y otros servicios”, explicó.

SE SIENTEN IGNORADOS

Los jóvenes dijeron a los miembros del Concejo que a menudo se sentían ignorados por los funcionarios y exigían grandes inversiones para garantizar el empleo, consejería en trauma, vivienda asequible, programas de interrupción de la violencia y equipos de respuesta a crisis no policiales, entre otras propuestas.“ Cuando se trata de la prevención de la violencia en Filadelfia, las personas y especialmente los jóvenes más afectados deben estar en el centro de las estrategias de prevención”, dijo Shyara Hill, becaria de defensa de la juventud en el Centro de Derecho Juvenil.

“¿Quién está con nosotros para afrontar esta crisis? Específicamente, ¿quién está con nosotros para proteger y luchar por las vidas de los jóvenes morenos y negros? Necesitamos que nuestros líderes electos sean audaces y tomen decisiones difíciles y que nuestros líderes religiosos y comunitarios continúen firmes. Los pensamientos y las oraciones son huecos sin acción”, dijo Le’Yondo Dunn, director de Simon Gratz High School Mastery Charter.

Por su parte, Milt Alexander, superintendente Adjunto de las Escuelas de Camelot, afirmó que “las recomendaciones del Comité de Niños y Jóvenes del Concejo de la Ciudad son un paso vital y necesario para ayudarnos a todos a apoyar a nuestros jóvenes y combatir la tendencia a la violencia. Nuestras mayores responsabilidades son no solo la educación, sino proporcionar recursos para ayudar a nuestros jóvenes a tener éxito en la vida. Nuestra juventud quiere tener éxito y busca el equilibrio”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here