Ilustración cortesía US Foods

Durante los primeros días de la pandemia de COVID-19, la ciudad de Filadelfia y todos sus asociados reconocieron la necesidad urgente de proporcionar fuentes de ayuda de emergencia a los residentes, incluyendo la habilitación de más lugares para la distribución de alimentos a las familias con dificultades. Muchos factores han contribuido al fuerte aumento de la inseguridad alimentaria, incluido el gran número de despidos debido al cierre de empresas, así como al hecho de que los niños ya no asisten a la escuela, donde muchos reciben regularmente desayunos y almuerzos gratuitos o a precio reducido.

En abril, sólo un mes después de la pandemia, el Filadelfia Inquirer informó que se habían distribuido 72.000 cajas de alimentos a familias en toda la ciudad; en junio, Filadelfia seguía las tendencias nacionales y registraba un aumento alarmante de la inseguridad alimentaria. En el apogeo de la Gran Recesión en 2009, las tasas de inseguridad alimentaria en todo el país rondaban el 16%, lo que representa a 50 millones de estadounidenses. El COVID-19 ha acercado ese número al 22%, incluso en Filadelfia y los condados circundantes. Diez años de recuperación de la recesión han desaparecido en unos pocos meses. Según diversas fuentes, alrededor del 40% de las personas que acceden a alimentos de emergencia durante esta crisis son nuevas en los bancos de alimentos; nunca habían tenido que depender de este tipo de apoyo.

Como las condiciones no mejoran después de un año, y nos quedan meses hasta que la economía y las escuelas puedan reabrir por completo, nuevos benefactores han asumido el desafío de ayudar, algo que meritará el reconocimiento de todos nosotros: el gobierno, las organizaciones sin fines de lucro, las iglesias y las corporaciones; buscando crear una red de seguridad lo suficientemente fuerte para nuestros vecinos necesitados durante este tiempo. Uno de estos socios es US Foods, el cual regresará al vecindario de Hunting Park nuevamente el sábado 20 de febrero, luego de una distribución exitosa de alimentos a 300 familias el 30 de enero pasado. Una vez más, US Foods se enfocará en personas despedidas de la industria de restaurantes, uno de los sectores de la economía que más han sido afectados por la crisis.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here