Gobernador Wolf: Ocho condados más pasan a la fase verde el 19 de junio

Impacto
El gobernador de Pensilvania Tom Wolf

Harrisburg, PA: El Gobernador Tom Wolf anunció hoy que ocho condados más pasarán a la fase verde de reapertura de la pandemia de COVID-19 a las 12:01 a.m. del viernes 19 de junio. Estos condados incluyen Dauphin, Franklin, Huntingdon, Luzerne, Monroe, Perry, Pike y Schuylkill.

A partir de hoy, hay 46 condados en la fase verde y 21 condados en la fase amarilla.

El panel de información sobre los casos por condado y los criterios para considerar la reapertura se pueden encontrar aquí.

El Proceso de reapertura de Pennsylvania del Gobernador Wolf describe las restricciones vigentes para los condados en fase amarilla o fase verde.

A medida que los condados reabren, Pennsylvania continúa viendo una disminución constante de los casos, un indicador positivo de que su plan de reapertura gradual y medida está funcionando para lograr equilibrar la salud pública y la recuperación económica.

De acuerdo con un análisis del New York Times, los nuevos casos de COVID-19 están disminuyendo en menos de la mitad de todos los estados y territorios de EE. UU.

“En Pennsylvania, no solo aplanamos la curva, sino que los casos continúan disminuyendo, incluso a medida que reabrimos nuestro estado”, dijo el Gobernador Wolf, “continuaremos adoptando un enfoque medido, gradual de la reapertura basado en la opinión de expertos en ciencia y salud”.

Fase amarilla
A partir del 12 de junio, estos 21 condados pasan a la fase amarilla: Berks, Bucks, Chester, Dauphin, Delaware, Erie, Franklin, Huntingdon, Lackawanna, Lancaster, Lebanon, Lehigh, Luzerne, Monroe, Montgomery, Northampton, Perry, Philadelphia, Pike, Schuylkill y Susquehanna.

A medida que las regiones o los condados pasan a la fase amarilla, se aliviarán algunas restricciones en el trabajo y en la interacción social, al tiempo que otras, como el cierre de escuelas, gimnasios y otros centros de recreación en lugares cerrados, salones de belleza y manicura, al igual que las limitaciones en torno a las grandes reuniones, permanecen vigentes.

La finalidad de esta fase es comenzar a reactivar la economía mientras se vigilan de cerca los datos sobre de salud pública con el fin de garantizar que la propagación de la enfermedad permanezca contenida en la mayor medida posible.

Restricciones respecto del trabajo y la congregación

Restricciones sociales

  • Se levanta el orden de quedarse en casa que tenía la finalidad de lograr una mitigación agresiva
  • Las reuniones grandes de más de 25 personas están prohibidas
  • Es obligatorio el uso de máscaras al ingresar a un negocio
  • La venta minorista en persona está permitida; se prefiere la entrega en la acera y el envío
  • La recreación en lugares cerrados, centros de salud y bienestar y servicios de cuidado personal (como gimnasios, spas, salones de belleza, salones de manicura y otras entidades que ofrecen terapia de masaje), y todos los entretenimientos (como casinos, teatros) permanecen cerrados
  • Los restaurantes y bares pueden abrir para ofrecer servicios al aire libre, además del servicio de comidas para llevar y para enviar

Fase verde

A partir del 12 de junio, estos 46 condados están en la fase verde: Adams, Allegheny, Armstrong, Beaver, Bedford, Blair, Bradford, Butler, Cambria, Cameron, Carbon, Centre, Clarion, Clearfield, Clinton, Columbia, Crawford, Cumberland, Elk, Fayette, Forest, Fulton, Greene, Indiana, Juniata, Jefferson, Lawrence, Lycoming, McKean, Mercer, Mifflin, Montour, Northumberland, Potter, Snyder, Somerset, Sullivan, Tioga, Union, Venango, Warren, Washington, Wayne, Westmoreland, Wyoming y York.

Luego de que un condado pasa a la fase amarilla, es supervisado de cerca para detectar el aumento del riesgo, como los brotes significativos. Si el riesgo general permanece mitigado durante 14 días, el condado pasará a la fase verde.

La fase verde alivia la mayoría de las restricciones al levantar las órdenes de quedarse en casa y cierre de empresas para permitir que la economía reabra estratégicamente al tiempo que se continúa priorizando la salud pública. Algunas restricciones, como el uso de máscaras, sí permanecen vigentes.

Si bien esta fase coordina el regreso a una «nueva normalidad», es igualmente importante continuar supervisando a los indicadores de la salud pública y ajustar las órdenes y las restricciones según sea necesario para garantizar que la propagación de la enfermedad se mantenga al mínimo.

Restricciones respecto del trabajo y la congregación

  • Se recomienda enfáticamente la continuación del teletrabajo
  • Las empresas con operaciones en persona deben seguir los requisitos actualizados de seguridad en las empresas y en los edificios
  • Todas las empresas que operan con una ocupación del 50% en la fase amarilla pueden aumentar a una ocupación del 75%
  • El cuidado de niños puede abrir conforme a la guía
  • Las restricciones para los servicios de atención conjunta siguen vigentes
  • Las restricciones con respecto a las prisiones y hospitales se determinan de manera individual de acuerdo a cada institución
  • Las escuelas están sujetas a las guías de los CDC y del estado 

Restricciones sociales

  • Las reuniones grandes de más de 250 personas están prohibidas
  • Es obligatorio el uso de máscaras al ingresar a un negocio
  • Los restaurantes y bares abren al 50% de su ocupación
  • Los servicios de cuidado personal (que incluyen peluquerías y barberías) abren al 50% de su ocupación y solo con cita previa
  • La recreación en interiores, los centros de salud y bienestar, y los servicios de cuidado personal (como gimnasios y spas) abren con una ocupación del 50%. Se recomienda enfáticamente la implementación de citas previas
  • Todos los entretenimientos (como casinos, teatros y centros comerciales) abren al 50% de su ocupación
  • La actividad relacionada con la construcción puede volver a su capacidad total con la implementación constante de protocolos

Luego de que un condado pasa a la fase amarilla, el estado supervisa de cerca el aumento del riesgo, como los brotes significativos. Si el riesgo general permanece mitigado durante catorce días, el condado podrá pasar a la fase verde.

El estado continúa usando las métricas basadas en el riesgo de la Carnegie Mellon University y el panel de datos del Departamento de Salud y de la Agencia de Manejo de Emergencias de Pennsylvania disponible aquí.

El estado continúa aumentando las pruebas e intensificando los esfuerzos para realizar el rastreo de contactos. Hasta el 11 de junio, hay un total de 496 rastreadores de contactos y un total de 2,777 contactos que están siendo monitoreados. El Departamento de Salud recibió un total de 80,498 resultados de pruebas en los últimos siete días, un promedio de 11,500 por día. El promedio de los resultados de las pruebas recibidos en 30 días es más de 10,500.

Se sumaron 3,371 casos nuevos a las investigaciones durante la semana del 4 al 11 de junio.

La última guía para empresas, que incluye la guía para recreación al aire libre se puede encontrar aquí.

La guía preliminar sobre deportes se puede encontrarse aquí.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here