Susan O’Neil en las instalaciones de Manna. (Foto: Impacto)

Montgomery, PA – La pandemia ha movilizado a mucha personas, organizaciones y gobiernos, para poder ayudar a las comunidades más vulnerables, sin embargo, esta ayuda cada vez es menos y las necesidades para muchos siguen creciendo. Pero existen organizaciones que no necesitan de días festivos o de pandemias y otro tipo de crisis, para ellos todo el ano están listos para servir, y han hecho de su ayuda al prójimo su misión de vida, una de estas pocas organizaciones que trabajan sin tregua es “Manna on Main Street”,  una asociación sin fines de lucro, comprometida con acabar con el hambre en el área de North Penn, en el condado de Montgomery, proporcionando alimentos, satisfaciendo las necesidades de educación y servicios sociales, y llevando a cabo actividades de divulgación comunitaria. A través de una despensa de alimentos y un comedor de beneficencia, ayuda financiera de emergencia, asesoramiento y referencias, y oportunidades de educación, sirven a los necesitados con la esperanza de “que todos puedan ser alimentados”.

Históricamente, el condado de Montgomery ha sido un centro de comercio, crecimiento económico y un alto nivel de vida. Hoy, el condado está experimentando un rápido crecimiento de la población, un perfil racial y étnico en expansión, y una población que envejece. A medida que la composición familiar en Lansdale y su área circunvecina que cubre el distrito escolar de North Penn evoluciona rápidamente, la comunidad está respondiendo con programas y recursos creativos y enriquecedores para servir mejor su cambiante demografía.

Manna on Main Street es el proveedor de alimentos más grande de la región de North Penn. Nadja Mummery, Teri Martin, y Susan O’Neil, son parte del tuétano del espíritu de amor al prójimo.

LA COCINA

Las personas que necesitan comidas calientes y saludables pueden comer en Manna los siete días de la semana, con dos comidas que se ofrecen de lunes a viernes, y un brunch los sábados y domingos. Como comedor público de beneficencia, todos se alimentan, creando una mesa inclusiva y de bienvenida. Las comidas se sirven al estilo de un restaurante, con voluntarios saludando a los huéspedes y atendiendo las solicitudes de alimentos y bebidas según el menú del día, dando una acogida a personas que además de comida a menudo necesitan de ese contacto social mínimo, que suelen vivir en soledad.

EL MERCADO

El mercado opera utilizando las mejores prácticas del modelo de elección. Al igual que una pequeña tienda gratuita de comestibles, las personas pueden escoger los alimentos que mejor satisfagan sus necesidades y preferencias dietética, pero dentro de los controles de la agencia según el tamaño del hogar, las categorías de alimentos y las cantidades.

Las puertas del mercado están abiertas para tantos necesitados como sea posible. Cada beneficiario debe completar un formulario de admisión, que incluye información familiar, demográfica y financiera, pero no es necesario dar comprobantes o contar con un numero de seguridad social. Por lo que migrantes en espera de regularizar sus estatus migratorios, pueden acudir con confianza.  De las personas a las que sirven en su despensa, el 99% vive por debajo del 300% del nivel de la pobreza, pero durante la pandemia hay muchas personas que se han acercado para obtener la ayuda, por lo que su abastecimiento de alimentos se ha multiplicado significativamente.

El mercado se abastece en gran medida a través de donaciones de la comunidad y de los supermercados vecinos. Las personas, las familias, las empresas y las organizaciones cívicas y religiosas contribuyen con alimentos enlatados y frescos para garantizar que nadie en la comunidad pase hambre.

Aunque el personal de Manna tiene una vocación por el servicio, quien dirige este servicio. Susan O’Neil, se distingue por llevar al extremo su misión, sobre todo durante este demandante año.

AYUDA FINANCIERA

Ésta está destinada a ser una ayuda única y tiene un límite de por vida, y se proporciona solo a personas que han vivido en el Distrito Escolar de North Penn durante los últimos seis meses. Todos los fondos se envían siempre al propietario, la empresa de servicios públicos, los proveedores de salud o farmacia. Se puede proporcionar ayuda financiera para: renta, depósitos de seguridad, utilidades, estancias de emergencia en motel, necesidades de medios de comunicación de emergencia, y prescripciones médicas.

En “Manna on Main Street” todo el año es Navidad 1
Manna tiene voluntarios de varias culturas y etnicidades que ayudan en la comunicación con la diversa comunidad. (Foto: Impacto)

VOLUNTARIADO

El voluntariado ha sido una excelente manera de apoyar a Manna durante el tiempo de pandemia. Además de empaquetar productos y clasificar las donaciones, ayudan a distribuir comidas para llevar y comestibles para preparar. Los voluntarios ayudan a preparar las comidas para los que necesitan que se les lleve a domicilio, en lo que se conoce como Meals on Wheels. Para inscribirse como voluntario, envía un correo electrónico a Meg, la directora de voluntarios, a meg@mannaonmain.org, como lo hizo Carlos.

Carlos, ha participado como voluntario de Manna por casi un año.“Escuché de Manna por primera vez a través de los compañeros de la escuela donde trabajaba. De hecho, varios de los maestros hacían donaciones regularmente, y organizaban eventos para recaudar fondos para esta organización. A todas las familias que llegaban a la escuela en situación vulnerable se les hablaba de Manna, como una oportunidad de recibir alimentos semanalmente sin costo alguno”, expresó. Para él, trabajar con esta organización durante el 2020, ha sido una gran oportunidad de seguir conectando con la comunidad, y aportar con “un granito de arena” a este gran equipo de voluntarios y trabajadores que se esfuerzan todos los días para generar este espacio de apoyo para quienes más lo necesitan. “Aquí, me di cuenta de la importancia del sentido de comunidad”, concluyó.

Manna Main Street se ubica en 606 Main St, Lansdale, PA, 19446

El maná, según la Biblia, se refiere a una provisión milagrosa de alimentaos que Dios proporcionó a los israelitas durante sus viajes por el desierto durante 40 años, periodo posterior al Éxodo y anterior a la conquista de Canaán. El maná también es mencionado en el Corán tres veces.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here