Cultura olmeca. (Foto: Angel Chavez, Pixabay)

El pasado 4 de mayo el Penn Museum presentó el programa virtual “Global Voyagers: Expedition to Mexico and Central America”, como parte de las conmemoraciones culturales de la semana mexicana que se llevó a cabo durante los días 30 de abril al 7 de mayo.

Kevin Schott, desarrollador de exhibiciones del Penn Museum, trasladó a la audiencia, congregada en la plataforma de Zoom, hacia un viaje imaginario al pasado histórico de las civilizaciones prehispánicas; las fotografías expuestas mostraron los diversos objetos arqueológicos que se encuentran en exposición en el museo.

El viaje virtual descubrió ciertas particularidades entre estas civilizaciones; desde la cultura olmeca, teotihuacana y maya, donde los participantes pudieron aprender ciertas similitudes y diferencias entre ellas. Por ejemplo, en la cultura olmeca, se apreciaron fotografías de los dioses del maíz que fueron encontrados durante excavaciones arqueológicas de antaño. Las cabezas grandes, los cuerpos pequeños, la posición de las manos, los ojos y la boca, son similitudes que ayudan a explicar e interpretar las características culturales de esas civilizaciones. Además, las fotos mostraban personajes masculinos y no femeninos, lo que permitió asumir que estas sociedades eran predominantemente machistas.

Desde México hasta América Central 1
Arte prehispánico, cultura maya. (Foto: Rodrigo de la Torre, Pixabay)

Schott mencionó que las culturas olmeca y teotihuacana no dejaron vestigios escritos; eso significa que no tenían un sistema de escritura para explicar sus tradiciones culturales. Así, los arqueólogos reconstruyen el pasado de estas culturas usando el método comparativo para descubrir esos mensajes secretos a través de los objetos.

Por otro lado, la cultura maya sí tenía un sistema de escritura formal que le permite a los investigadores interpretar, de una manera más cercana, las vivencias de esta sociedad antigua. Schott señaló, que la “Stela 14”, por ejemplo, fue uno de los 40 monumentos que se encontraron en el sitio de Piedras Negras, en Guatemala, y que el Penn Museum exhibe. Los asistentes aprendimos acerca del sistema numerológico maya y pudimos participar en una clase interactiva.

También, se habló sobre el deporte de aquellos tiempos; el “juego de pelota” fue una de las tradiciones mesoamericanas que se practicaba con una bola sólida de goma que pesaba alrededor de 10 libras. Los jugadores tenían un equipo de protección especial para practicar este tipo de deporte. En la actualidad, algunas comunidades indígenas en México están rescatando estas tradiciones ancestrales y las practican con las nuevas generaciones.

Conocer el pasado cultural de las antiguas civilizaciones es entender la historia y evolución de la humanidad. Para más información sobre los diferentes programas virtuales visite la página del museo en www.penn.museum.

Contacto: LinkedIn @maryluzmarques, Twitter @maryluz_marques

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here