La decisión del gobierno del presidente, Joe Biden, de restablecer el examen para la obtención de ciudadanía a su versión de 2008 es "un paso crítico", afirmó este martes la Asociación Nacional de Funcionarios Latinos Elegidos y Designados (NALEO). (Foto: EFE/Felipe Chacón)

Washington, EE.UU.– La decisión del gobierno del presidente, Joe Biden, de restablecer el examen para la obtención de ciudadanía a su versión de 2008 es «un paso crítico», afirmó este martes la Asociación Nacional de Funcionarios Latinos Elegidos y Designados (NALEO).

El Servicio de Inmigración y Ciudanía (USCIS) anunció este lunes que volverá a usar el formulario adoptado en 2008, cancelando el uso del adoptado por el gobierno del expresidente Donald Trump en diciembre pasado, que es más largo y complicado.

Esta medida «es un paso crítico para devolver a la agencia a su misión de un servicio justo y de alta calidad, y las adjudicaciones eficientes», señaló un comunicado de NALEO.

El reconocimiento por parte de USCIS de las barreras potenciales para quienes solicitan la naturalización como resultado de la revisión del examen en 2020 es un testimonio de la capacidad de nuestro gobierno para adaptarse y corregir su curso», añadió.

NALEO indicó, asimismo, que seguirá trabajando con USCIS «para promover cambios adicionales que hagan el trámite de naturalización más accesible y asequible para los más de cuatro millones de residentes legales latinos que pueden solicitar la ciudadanía estadounidense».

El cuestionario del examen de ciudadanía modificado por el gobierno de Trump era más extenso y difícil que el usado desde 2008, e incluía 28 nuevas preguntas que podían poner en más de un aprieto al nervioso solicitante en plena entrevista.

Los solicitantes de la ciudadanía debían responder correctamente a 12 de 20 preguntas, esto es el mismo porcentaje que antes (60 %), cuando había que contestar 6 de 10 preguntas.

Además, se aumentó el número de posibles preguntas, al pasar de 100 a 128.

El ajuste, que devolverá la prueba de educación cívica a la versión anterior, entrará en vigencia el 1 de marzo de 2021.

Las personas que solicitaron la ciudadanía entre el 1 de diciembre de 2020 y el 1 de marzo de 2021 y tienen cita para una entrevista antes del 19 de abril de 2021, pueden elegir cuál versión de la prueba prefieren tomar: el estándar de 2008 o la versión de la administración Trump.

La versión de la era Trump hacía un énfasis mayor en aspectos de la historia y el sistema político de Estados Unidos.

En su anuncio, USCIS señaló que el retorno al formulario de examen usado anteriormente se atiene al marco de decretos firmados por el presidente Joe Biden desde su investidura el 20 de enero, que incluyen «una evaluación exhaustiva del proceso de naturalización a fin de eliminar barreras y hacer el proceso más accesible a todas las personas elegibles».

En el período fiscal 2019, USCIS otorgó la ciudadanía estadounidense a unos 844.000 extranjeros residentes legales, lo cual representó un incremento del 11 % sobre el año anterior, según cifras del Migration Policy Institute.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here