No hay pruebas de que Indra haya intervenido en las elecciones de EEUU

0
El abogado de Donald Trump, Rudy Giuliani. EFE/EPA/JUSTIN LANE/Archivo

No hay pruebas de que Indra haya intervenido en las elecciones estadounidenses, como ha afirmado el abogado de Donald Trump, Rudy Giuliani, quien ha vinculado la multinacional española a otras dos empresas sobre las que ha sembrado sospechas de manipulación.

En una entrevista en el programa Lou Dobbs Tonight, del canal Fox Business, el abogado del presidente saliente de Estados Unidos se refiere a Indra para decir que una empresa a la que se acusa de manipular los votos, Dominion Voting Systems, está participada por la sociedad venezolana Smartmatic, con la multinacional española como intermediaria.

Preguntado por Dobbs sobre la preocupación en algunos estados por Dominion y la seguridad de la tecnología empleada en el recuento, Giuliani afirma: «Las máquinas pueden ser hackeadas, es incuestionable».

«Dominion es una compañía que pertenece a otra compañía llamada Smartmatic, a través de una compañía intermediaria llamada Indra», señala el exalcalde de Nueva York.

Giuliani afirma que Smartmatic es una empresa fundada por «tres venezolanos muy cercanos al dictador Chávez» y «ahora cercanos a Maduro» y que fue fundada para «amañar elecciones».

Añade que Dominion es una empresa canadiense que utiliza la programación de Smartmatic y que los votos se encuentran en Barcelona.

NO HAY RELACIÓN ENTRE ESTAS EMPRESAS

Indra Sistemas no ha participado en ningún proceso electoral en Estados Unidos ni tiene vinculación con Smartmatic ni Dominion Voting Systems, empresas que a su vez han negado todas las acusaciones realizadas en su contra por parte del equipo de Donald Trump y que han sido refutadas por varias verificaciones de medios internacionales.

Fuentes de la compañía española han señalado a EFE que las declaraciones de Giuliani «no son ciertas».

«Indra nunca ha desarrollado ningún proyecto de gestión de procesos electorales con Dominion ni con Smartmatic», manifiestan las citadas fuentes.

La multinacional agrega que «nunca ha tenido ninguna relación contractual o comercial con esas dos empresas, que son competidores de Indra».

Smartmatic y Dominion Voting Systems tampoco figuran entre las sociedades participadas por Indra ni con acciones en el grupo en el último informe sobre las cuentas anuales consolidadas de la empresa, del ejercicio 2019, elaborado por la auditora Deloitte.

Indra expone, además, que «no ha gestionado ningún proceso electoral en el pasado» en Estados Unidos, ni se ha encargado de la gestión de votaciones ni de transmisión de datos de comicios.

«Tan solo se ha limitado a desarrollar un piloto de soluciones de censo electoral en algunos condados en el año 2004», precisa la empresa.

INDRA NO TIENE VOTOS EN BARCELONA

Sobre la posibilidad de que haya votos en Barcelona, como afirma Giuliani, la mismas fuentes indican que Indra no se encarga de contar ni guardar votos.

«Nuestro trabajo es asegurar que la transmisión de los resultados de los votos de una mesa electoral a nuestra central de datos se produce de manera correcta», explica la empresa, lo que permite informar de los resultados provisionales en la noche electoral, mientras el escrutinio oficial sigue su curso en paralelo.

Por tanto, ni el almacenamiento de sufragios forma parte del trabajo de Indra, ni tampoco hay motivos para relacionar a la multinacional con esta práctica porque, según manifiesta, no ha participado en estas elecciones ni en ninguna otra cita ante las urnas en Estados Unidos.

Smartmatic, por su parte, rechaza cualquier relación con Indra y que su programa para el recuento de votos sea usado por otra empresa.

La única relación que admite con Dominion es la de que esta sociedad compró otra empresa, Sequoia Voting Systems, cuatro años después de que Smartmatic la hubiera vendido en 2007, como explica en un desmentido de su portal de internet.

La compañía emitió este sábado un comunicado en el que asegura que «Smartmatic nunca ha tenido acciones ni ha tenido ninguna participación financiera en Dominion Voting Systems» ni le ha proporcionado «ningún software, hardware u otra tecnología», al tiempo que afirma que «las dos empresas son competidoras en el mercado».

«Smartmatic no tiene vínculos con ningún gobierno o partido político en ningún país» ni «nunca ha sido financiada o respaldada por ningún gobierno», añade la nota informativa.

ACUSACIONES YA DESMENTIDAS

Dominion refuta asimismo las acusaciones recibidas por Trump y sus partidarios.

Para ello cita las conclusiones de la Agencia de Seguridad de Infraestructura y Ciberseguridad (CISA), dependiente del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, que ha declarado que las elecciones presidenciales del día 3 «fueron las más seguras en la historia» del país desde un punto de vista técnico.

Tanto Smartmatic como Dominion se refieren a las verificaciones realizadas por medios internacionales como The New York Times o AP con el fin de argumentar que las acusaciones de manipulación carecen de fundamento.

Durante la entrevista, Giuliani apunta además que uno de los responsables de Smartmatic fue «el número dos o número tres» de Open Society, la fundación del magnate y filántropo estadounidense de origen húngaro, George Soros.

Smartmatic niega cualquier relación con Soros y remite a otra información del diario The New York Times que descarta que el sistema de escrutinio de votos estuviera controlado por el inversor.

También EFE ha informado sobre la falta de evidencias en las acusaciones de la manipulación de los comicios por parte del candidato republicano a la reelección, cuyas demandas han sido rechazadas por tribunales de Pensilvania, Míchigan y Arizona.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here