Solitaired.com creó esta infografía interactiva que muestra el déficit de felicidad en todo el país.( Foto: ilustrativa, Karolina Grabowska (Pexels

El aumento sería equivalente a un aumento de $16,720 por año, y aunque la mitad dice que compra cosas que no necesita, acepta que lo hace para sentirse más feliz.

Dejando a un lado los alimentos y los elementos esenciales, las cifras recientes muestran que los estadounidenses han realizado compras en línea en cantidades récord. Algunos de estos incluyen artículos como equipos de tecnología de gimnasio en casa, que claramente tienen sus usos dado que hemos estado confinados a nuestros hogares durante la mayor parte del año. Pero otras compras se han hecho con el único propósito de hacernos sentir mejor.

Los datos publicados por la plataforma de juegos Solitaired.com, encuestó a 3,900 personas que trabajan tiempo completo, y les preguntó cuánto dinero más tendrían que ganar para ser más felices.

Esta cifra de déficit de felicidad parece ser más alta en Alaska (al 60% con el mayor déficit de felicidad). Comparativamente, esta cifra fue más baja en Arkansas (aunque todavía considerable) con un 20%.

A pesar de estas cifras, la investigación encontró que solo una minoría (15%) de los encuestados realmente cree que el dinero puede comprar la felicidad genuina, aunque casi la mitad (47%) de los encuestados admite haber comprado artículos innecesarios en un intento inútil de sentirse más felices. Otros (53%) que presuntamente han sido más reflexivos durante la pandemia, dicen que la crisis los ha llevado a reevaluar lo que los hace felices en la vida. Quizás esto se deba a meses seguidos de una acumulación de compras impulsivas en línea, en donde el único satisfecho es Amazon

Numerosos informes han revelado la epidemia de soledad desde el inicio de la pandemia, y tanto los jóvenes como los mayores de la tercera edad son particularmente vulnerables. La soledad y la falta de conexión social que pueden estar asociadas con la cuarentena podrían ser un factor que contribuya a la adicción de muchos compradores en línea. Además de participar en sesiones de terapia de compras en línea para sentirse mejor, la encuesta revela que las personas solitarias buscan alivio en las salas de chat y los juegos en línea. 12% de las personas que viven solas y juegan juegos en línea dicen que han formado verdaderas amistades en línea, y más de una cuarta parte (27%) dice que esto les ayuda a sentirse menos solos. Curiosamente, el 29% de los jugadores en línea dicen que en su mayoría juegan contra extraños; el 33% dice que compite con amigos y el 38% dice que suele jugar contra la tecnología.

Para aquellos lo suficientemente afortunados de vivir con una pareja, amigos o familiares, muchos han encontrado consuelo durante los encierros en actividades más tradicionales como juegos de mesa o juegos en línea. 1 de cada 3 encuestados que juega con su familia dice que estas sesiones de juego se han vuelto mucho más competitivas desde el comienzo de la pandemia.

Finalmente, y tal vez no sea tan sorprendente, el 17% informa haber jugado juegos en línea cuando deberían haber estado trabajando.

“Dicen que las mejores cosas de la vida son gratis”, dice Neal Taparia de Solitaired.com,” y parece que la gente está obteniendo cada vez más satisfacción de cosas que no cuestan mucho dinero, como el tiempo que pasan en compañía de amigos y familiares, o actividades divertidas y sociables, ya sea en línea o en persona».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here