La presencia de legisladores latinos en la Cámara de Representantes de Estados Unidos hubiera podido añadir más de docena de nuevos nombres en las elecciones de este martes gracias al empuje de un nuevo y nutrido grupo de políticos hispanos. (EFE)

El nutrido grupo de políticos latinos que aspiraban llegar a la Cámara de Representantes por primera vez tuvo una noche electoral dispar, desde los triunfos de Ritchie Torres, María Elvira Salazar, Carlos Giménez, Tony Gonzáles y Teresa Leger Fernández a las derrotas de Michelle de la Isla o Georgette Gómez.

Las únicas buenas noticias para los demócratas las dio el joven político afrolatino Ritchie Torres, que arrasó en el Distrito 15 de Nueva York, al hacerse con cerca del 88,2 % de los votos en este distrito que abarca el barrio hispano de El Bronx, uno de los más pobres del país.

El latino, de 32 años, sustituirá al veterano congresista José Serrano, tras pasar por encima del aspirante republicano Patrick Delices, que solo logró el 11 % de los sufragios, con el 88 % de los votos escrutado.

Republicanos

Teresa Leger Fernández, se impuso en Nuevo México a la republicana Alexis Johnson, a la que aventajó en 15 puntos porcentuales.

Leger Fernández reemplazará a Ben Ray Luján, que cambiará la Cámara de Representantes por el Senado federal al ganar, y convertirse en el quinto senador hispano.

El alcalde de Miami-Dade, el cubano estadounidense Carlos Giménez, derrotó a la primera congresista latinoamericana en la historia de los EE. UU., la ecuatoriana Debbie Mucarsel-Powell.

Giménez aprovechó la buena noche vivida por el Partido Republicano en Miami, como quedó patente por los muchos votos que recibió el presidente Donald Trump de la comunidad cubana en la ciudad y que le permitieron ganar en Florida, y también le dio el triunfo a otra novata en el próximo Congreso federal, la periodista Maria Elvira Salazar, que derrotó a la congresista demócrata Donna Shalala.

En Texas, el republicano Tony Gonzáles ganó la contienda contra a la demócrata Gina Ortiz Jones en el Distrito 23 con 50,1% de los votos contra 47,1%, con el 98% de los precintos escrutados.

Este distrito del Congreso de mayoría hispana ha sido un campo de batalla muy reñido para demócratas y republicanos durante décadas, y el titular Will Hurd, el único republicano afroamericano en la Cámara, se jubila, dando paso a Gonzáles, un veterano de la Marina de EE.UU.

También en Texas, la republicana Beth Van Duyne con 165.485 votos (48,8 %) parecía encaminada a derrotar a la demócrata Candace Valenzuela, con 160,842 votos (47,5 %) cuando se había escrutado el 94 % de los votos en el Distrito 24.

En Nueva York, la republicana de ascendencia cubana Nicole Malliotakis lideraba el recuento en el distrito 11 y con el 95 % ya escrutado tiene un margen de 15 puntos sobre su rival, el demócrata Max Rose.

En el Distrito 50 de California, el demócrata Ammar Campa Najjar, de 31 años, hijo de madre mexicano-estadounidense y padre palestino iba a la zaga, cuando se había escrutado el 78 % de los votos, con 124.688 (47,8 %), contra los 136.322 votos (52,2 %) del republicano Darrell Issa quien ya estuvo 18 años en el Congreso como representante de un distrito vecino al sur del Estado Dorado.

La balanza se ha ido de un lado para otro sin dar un claro ganador de un escaño que quedó vacante después de que el republicano Duncan Hunter fue condenado a 11 meses de prisión por malversación de fondos de campaña.

Cuando se había escrutado el 89 % de los sufragios en el Distrito 5 de Indiana, Cristina Hale, de ascendencia cubana y actual miembro de la Legislatura de Indiana, tenía 161.239 votos e iba a la zaga de la republicana Victoria Spartz, con 188.707 votos (51,7 %)-

Las encuestas previas a la elección daban una victoria a la hispana, que intentaba ocupar el escaño de Susan Brooks, quien ha decidido no competir por un quinto mandato en Washington.

Aunque las encuestas daban una disputa más cerrada, la demócrata Michelle de la Isla quedó muy atrás del republicano Jake LaTurner en Kansas.

Con prácticamente el 100 % de los votos escrutados, el conservador aventajaba por cerca de 15 puntos a la latina.

En Idaho, Rudy Soto sufrió un gran descalabro en las elecciones para ganarse el Distrito 1, un bastión republicano de vieja data.

Según el diario de New York Times, Soto apenas alcanzó el 30,4 % de los sufragios cuando se ha contado el 96 % de los votos contra el 66 % del republicano Russ Fulcher.

Soto buscaba convertirse en el primer latino y nativo americano que llegaría al Congreso.

Georgette Gómez, de 44 años, y la actual presidenta del consejo de San Diego, perdió su apuesta por el Distrito 53 de California contra la progresista Sara Jacobs.

Gómez, se perfilaba como la primera mexicano-estadounidense de primera generación y de la comunidad LGBTQ en el Congreso, sin embargo, sus aspiraciones se quedaron atrás por una gran diferencia.

Con un 96 % de los precintos contados, Jacobs tiene el 59 % de los votos, mientras la latina apenas alcanzó el 41 %. para ocupar la silla de la demócrata Susan Davis, que se retira después de 20 años en la Cámara de Representantes.

Una suerte parecida corrió en el Distrito 22 de California el demócrata Phil Arballo quien, cuando se había escrutado el 86 % de los votos, aparecía con un 46,5 % de sufragios comparado con el 53,5 % del republicano Devin Nunes.

Con información de EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here