Alumno de Miami y hackers de Rusia y China, detrás del ciberataque escolar

0
Oliveros enfrenta cargos de uso de computadoras en un intento de defraudar, que es un delito grave de tercer grado, e interferencia con una institución educativa, que es un delito menor de segundo grado. EFE/Gastón de Cárdenas/Archivo

David Oliveros, un estudiante de 16 años de Miami-Dade (Florida), fue arrestado este jueves tras confesar su autoría en el ciberataque que ha arruinado desde el lunes pasado el regreso a clases virtuales y en el que también estarían involucrados hackers de Rusia y China, según las autoridades escolares.

«Es desalentador que uno de nuestros propios estudiantes haya admitido haber causado intencionalmente este tipo de interrupción», dijo tras el arresto Alberto Carvalho, superintendente escolar de Miami-Dade, el cuarto distrito escolar más grande de Estados Unidos.

Carvalho aseguró después en una rueda de prensa que detrás de ciberataque a las clases virtuales implementadas debido a la pandemia de la COVID-19 también hay «países extranjeros como Rusia, Ucrania, China, Irak y posiblemente otros».

La dirección IP del sospechoso fue rastreada hasta llegar a Oliveros, un estudiante de tercer año en South Miami Senior High School, en el suroeste de Miami, que no tenía antecedentes criminales.

La autoridades precisaron que Oliveros confesó orquestar ocho de los ciberataques, encaminados a la denegación de servicio y específicamente diseñados para abrumar las redes del distrito, incluidos los sistemas de la web necesarios para la red virtual instalada para la clases virtuales debido a la pandemia.

Detallaron que el estudiante usó una aplicación de internet para llevar a cabo los ataques.

Según los resultados de la investigación, que incluyó al FBI, al Servicio Secreto y las fuerzas policiales del estado de Florida, no se descarta que haya más cómplices del ataque a las redes informáticas.

Oliveros enfrenta cargos de uso de computadoras en un intento de defraudar, que es un delito grave de tercer grado, e interferencia con una institución educativa, que es un delito menor de segundo grado.

Desde que comenzó el año escolar, el distrito escolar de Miami-Dade ha sido blanco de más de una docena de ataques cibernéticos, según las autoridades escolares.

Carvalho había señalado esta semana que los ataques eran en parte culpables de la enorme ralentización que han padecido estudiantes y maestros desde el lunes, que también ha tenido fallas de software.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here