Fotografía cedida por la Gobernación de Nueva York donde aparece su gobernador, Andrew Cuomo, mientras habla durante su rueda de prensa diaria sobre los últimos detalles y decisiones del coronavirus este, desde Binghamton, Nueva York (EE.UU.). EFE/Darren McGee Gobernación de Nueva York

Un estudio publicado en la revista estadounidense JAMA Pediatrics ha revelado nuevos detalles sobre las complicaciones respiratorias que pueden sufrir algunos niños pacientes de COVID-19 ingresados en las unidades de cuidados intensivos a lo largo de Estados Unidos durante la pandemia.

El estudio analizó 48 casos de 14 hospitales entre finales de marzo y principios de abril, y detalla que dos niños murieron, 18 necesitaron de un ventilador y dos de ellos permanecen con aparatos de respiración asistida tras más de un mes, según apuntó la doctora Lara S. Shekerdemian, jefa de cuidados críticos en el Texas Children’s Hospital y autora del estudio.

El estudio, del que se ha hecho eco el diario The New York Times, refuerza la evidencia de que solo un pequeño porcentaje de niños se ven gravemente afectados por el virus, aunque confirma que algunos pueden enfermarse «de forma devastadora», especialmente si tienen enfermedades previas.

De hecho, la gran mayoría de los pacientes, unos 40, incluidos los que murieron, tenían afecciones médicas preexistentes y casi la mitad de esos pacientes contaban con trastornos complejos del desarrollo, como parálisis cerebral o se les había practicado tratamientos como traqueotomías o sondas de alimentación, así como cáncer o sistemas inmunodeprimidos por trasplantes de órganos o afecciones inmunológicas.

La investigación, sin embargo, no ha abordado el misterioso síndrome vinculado al coronavirus del que han alertado las autoridades sanitarias en Nueva York.

Aunque esos casos se han calificado de «poco comunes», el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, subrayó que se están detectando evidencias de que la COVID-19 está causando «enfermedades graves» en niños con síntomas similares a la enfermedad de Kawasaki y a un síndrome parecido a un «shock tóxico» con fiebre, sarpullidos y dolor abdominal. Los hospitales priorizan los test para quienes los padezcan.

Nueva York investiga 100 casos de niños con enfermedad vinculada con COVID-19

Nueva York el más afectado 1

Esta es una enfermedad inflamatoria posiblemente relacionada con la COVID-19 por la que ya han fallecido tres hasta el cierre de esta edición. Esto lo informó a inicios de la semana el gobernador Andrew Cuomo en su actualización sobre el coronavirus, dijo que la curva de contagios sigue «en descenso» de cara a la reapertura económica que comenzará este viernes 15 de mayo en algunas regiones del norte del estado, pero llamó la atención sobre el «preocupante» problema de esta enfermedad infantil «que parece ser creada por el virus» y que puede «afectar al corazón».

Agregó que las edades del centenar de casos que investiga el Departamento de Salud son variadas y alcanzan hasta los 21 años, pero más de la mitad se concentran en una franja entre 5 y 14 años, mientras que los fallecidos tenían 5, 7 y 18 años.

REAPERTURA INTELIGENTE

«Tenemos ahora una curva mejor que la de otros estados y ciertamente que la de EE.UU. en conjunto. Así que vamos a reabrir, pero aun así tenemos que ser inteligentes», agregó Cuomo, que pidió «aprender de los errores» de China, Corea del Sur o Alemania y mantener baja la tasa de transmisión y otros factores que controlarán las administraciones locales.

En ese sentido, dijo que, si las empresas de Nueva York «abren demasiado pronto», antes de entrar en la fase que se lo permita, las autoridades sanitarias de cada municipio estarán encargadas de «aplicar las normas» y condiciones de la reapertura, lo que podría suponer sanciones o multas, avisó.

Por otra parte, Cuomo volvió a reclamar al Gobierno federal 61.000 millones en fondos para escuelas, administraciones locales y hospitales, y aseguró que los gobernadores demócratas y republicanos están «trabajando juntos» y Washington debería «escuchar» en lugar de «subir los impuestos», como ha ocurrido en Nueva York.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here