Un grupo de periodistas hacen guardia frente a la Corte Suprema de Haití, mientras el tráfico y los peatones han desaparecido de las calles. (Foto: AFP vía VOA)

Santo Domingo – Un ambiente tenso se ha vivido la presente semana en la frontera entre Haití y la R.D. por el paso fronterizo de Dajabón; lo que ha hecho que el gobierno dominicano aumente el pie de fuerza militar para ejercer una vigilancia más efectiva en la región.

El gobierno del presidente Luis Abinader hizo saber que se han enviado a ese punto de la frontera un contingente con unidades blindadas y equipos de vigilancia aérea, mientras que el 8 de febrero, al iniciar la semana, el ministro de defensa, Carlos Luciano Díaz, el comandante del Ejército, el mayor general Julio Ernesto Florián, y otros mandos del estamento militar, junto a altos funcionarios civiles, recorrieron la zona para verificar el estado del orden público.

La Casa de Gobierno informó a la prensa que a las tropas regulares se había agregado un contingente de 2.400 nuevos soldados para apoyar la operación de vigilancia y orden en la frontera.

Mientras tanto varios centenares de haitianos, algunos con documentos y muchos sin ellos, intentaban entrar al territorio de la R.D., empujados por la delicada situación política que está viviendo la vecina nación, donde la continuidad del presidente Moïse en el poder está siendo puesta bajo prueba.

La decisión de del presidente Jovenel Moïse de destituir a tres jueces de la Corte Suprema ocasionó un fuerte malestar, que ha degenerado en protestas y manifestaciones en otras ciudades del país. Los opositores de Moïse declararon al juez de la Corte Suprema Joseph Mécène Jean-Louis –uno de los destituidos por Moise– como presidente interino, después de que Moïse anunciara, el arresto de 20 personas acusadas de intentar matarlo y derrocar a su gobierno, incluido el juez Joseph Mécène Jean-Louis.

Además de Puerto Príncipe, la gente ha salido a las calles en Gonaives, Lemonade, Trou Dunort y otras localidades, ocasionando que muchos busquen refugio en la vecina R. D. mientras se calma la inestabilidad política.

Estos se suman al ya grande número de haitianos que pasa diariamente la frontera en este punto para comprar productos de primera necesidad como alimentos, medicinas y artículos de higiene; pero también, buscando escapar a la gran inseguridad que hoy se vive en muchas localidades haitianas debido al desempleo y a los altos niveles de pobreza.

La prensa local reportó que varias decenas de haitianos fueron detenidos tras desafiar el bloqueo militar e intentar traspasar la frontera por varios puntos donde el control era menor.

Con información de agencias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here