Respira profundo: lo que sí puedes hacer, y lo que no, en la era del coronavirus

Por Julie Appleby

Kaiser Health News

Hasta hace pocos días, parecía estar bien almorzar o reunirse con amigos para un partido de fútbol.

Ahora, con el mundo respondiendo rápido al coronavirus, ya no es lo mismo. Se requiere más y mejor distanciamiento social. Pero, ¿qué sigue siendo aceptable?

Nos comunicamos con expertos en salud pública, quienes, sí, varían en sus recomendaciones. Pero su mensaje principal sigue siendo: cuanto mejor las personas practiquen la distancia social para frenar la transmisión del virus, mejor estaremos todos eventualmente.

California ya les ha dicho a las personas mayores de 65 años que se queden en casa. En el área de la Bahía de San Francisco, donde la propagación del virus en la comunidad es una preocupación creciente, casi todos los demás también han recibido la orden de hacerlo. También se encuentra entre los estados que han ordenado el cierre de restaurantes, gimnasios y otras instalaciones.

Y la administración Trump ha ordenado a los estadounidenses que eviten las reuniones de más de 10 personas durante los próximos 15 días, y que eviten ir a bares, restaurantes y patios de comidas.

Estados, municipios, y también el gobierno federal, podrían aplicar más restricciones.

En los próximos días, esas reglas y recomendaciones pueden expandirse a medida que los funcionarios de salud federales, estatales y locales evalúan cómo evoluciona la epidemia.

Entonces, ¿qué hacer ahora?

«Deberíamos tomar decisiones basadas en el riesgo», afirmó el doctor Georges Benjamin, director ejecutivo de la American Public Health Association.

Y espera cambios. Quizás a diario. Pero también respira profundo. Algunas cosas todavía están bien.

«Al final del día, tenemos que cuidar a nuestros hijos, nuestra familia, tenemos que comer», dijo Benjamin. «Lo que la gente debería hacer es pensar en la mejor manera de reducir el riesgo y hacer la menor cantidad de cosas riesgosas».

Entonces, ¿caminar por el barrio?

«Sí, pero no en grupos», dijo Benjamin, quien agregó que saludaría con la mano a sus vecinos, pero «no tendría una larga conversación».

Si charlas afuera, mantén 6 pies de distancia.

¿Cenas con amigos? ¿Comida para los que deben estar sí o sí en sus hogares?

«Invitar a las personas depende de si tienen síntomas o no, si han viajado al extranjero», sugirió Benjamin. «No haría una parrillada en mi jardín con un montón de gente».

Si llevas comida a un lugar cerrado o a un vecino, «déjala en el porche», dijo, y siempre, siempre asegúrate de lavarte las manos antes de preparar la comida.

En un blog titulado «Distanciamiento social: este no es un día por nieve», el doctor Asaf Bitton, profesor asistente en la Escuela de Salud Pública T.H. Chan de la Universidad de Harvard, toma una línea dura, y dice: no organices para que tus hijos jueguen con amigos o duerman en tu casa. No compartir juguetes con otras familias. Incluso no se recomienda jugar afuera con otros niños, si eso significa “contacto físico directo” como en el baloncesto o el fútbol.

Britton escribió: limita los viajes a las tiendas. Cocina comida en casa, es menos riesgoso que la comida para llevar. No invites a otras familias a cenar.

El cierre de las escuelas no ralentizará la transmisión si los padres permiten esto o incluso que los hijos jueguen con otros en las plazas, dijo Elizabeth Stuart, profesora de salud mental, bioestadística y política de salud en la Escuela de Salud Pública Bloomberg de la Universidad Johns Hopkins.

Los parques infantiles son un problema porque los niños, y sus padres que los vigilan, están muy cerca. También existe la posibilidad que el virus permanezca en esas superficies.

Pero algunas personas necesitan pautas más flexibles, especialmente aquellas con niños pequeños o las que no pueden trabajar desde casa, como los trabajadores de salud.

Para ellos, una «estrategia de red cerrada» podría funcionar, según Stuart, dos epidemiólogos y un experto en políticas de salud que escribieron un artículo publicado en USA Today.

Eso significa que un círculo pequeño y confiable puede continuar interactuando mientras crea distancia social de extraños. Sin embargo, si algún miembro de una de las familias dentro de ese círculo presenta síntomas, toda la familia debe aislarse e informarles a todos los demás en su círculo.

«La situación ideal es que todos se queden en casa, pero eso no es una realidad para mucha gente», dijo Stuart en una entrevista con KHN.

Agregó que amigos le han preguntado qué hacer en situaciones específicas, como decidir si un adolescente debe cuidar a otra familia.

La clave, dijo, «es pensar en la cantidad de personas con las que entras en contacto».

Cada caso implica una decisión racional y un elemento de riesgo. Tal vez dos familias comparten el cuidado de los niños, o un adolescente cuida a una familia. Pero el adolescente no va a cuidar a 10 familias.

Bitton, en su columna, adoptó una postura más dura.

«Incluso si eliges un solo amigo, crearás nuevos enlaces y posibilidades para el tipo de transmisión que todos nuestros cierres de escuelas/trabajo/eventos públicos están tratando de evitar», escribió.

Puedes salir todos los días, escribió, «será importante durante estos tiempos extraños, pero mantente físicamente alejado de los demás».

Marcus Plescia, director médico de la Association of State and Territorial Health Officials, estuvo de acuerdo.

“Alentamos a las personas a salir y hacer ejercicio, pero solos. Un juego de fútbol no, porque implica mucho contacto cercano. Pero tal vez sí tenis, porque hay una gran distancia entre cada jugador», dijo.

Mantén una distancia de 6 pies, ya sea afuera o si invitas a alguien a tu casa, agregó. Si recibes gente, limpia las superficies después que se vayan. Y siempre lávate las manos.

Estas recomendaciones, y las más estrictas que se imponen en algunas ciudades, como San Francisco, son de vital importancia, dijo Plescia.

“El distanciamiento social funciona. Si lo hacemos, podemos evitar que la propagación aumente. Podemos adelantarnos a esto y reducir la velocidad del brote”, finalizó.

Esta información fue producida por Kaiser Health News, un programa editorialmente independiente de Ia Kaiser Family Foundation no relacionado con Kaiser Permanente.