Los minutos de gloria de inmigración en el debate que no influirán en el voto

0
A couple embrace each other on the Santa Monica Pier amid the coronavirus pandemic in Santa Monica, California, USA. EFE/EPA/ETIENNE LAURENT/File

Tras brillar por su ausencia en la contienda electoral, el tema de la inmigración tuvo sus cinco minutos de gloria en el último debate presidencial entre Joe Biden y Donald Trump, tiempo en el que los candidatos se centraron en hablar de la separación de familias y los solicitantes asilos, aunque expertos aseguran que esto no influenciará en el voto latino.

Aunque el tema de inmigración no estaba previsto en el segundo y último encuentro entre los candidatos, celebrado anoche en Nashville (Tennessee), cuando ya había pasado casi una hora de debate la moderadora, Kristen Welker, introdujo el polémico tema, del que se habló por cinco minutos y medio.

No obstante, expertos advierten que la posición de los candidatos en este tema, ya conocida, difícilmente impactará los votantes hispanos.

“Para el votante latino la inmigración no es uno de los temas principales porque los ciudadanos no tienen ese problema, es algo secundario”, explica a Efe el politólogo Eduardo Gamarra, profesor de la Florida International University (FIU).

NO INFLUEYE NI A DEMOCRATAS NI REPUBLICANOS

El catedrático ahonda diciendo que como factor de movilización electoral la inmigración a través de los años no ha sido importante ¨paradójicamente para los demócratas”.

Con respecto a la campaña republicana, el profesor de Historia y Estudios Latinos en Pomona College, Miguel Tinker-Salas, advirtió a Efe que la labor de hostigamiento del Gobierno Trump hacia los inmigrantes ha creado rechazo en una gran parte del electorado, por lo que el tema pasó de ser una catapulta en el 2016 a tener muy poca influencia en las elecciones del 2020.

“Trump prefiere no hablar de inmigración, no logró una de sus mayores promesas, la construcción del muro, y hacer que lo pagaran los mexicanos”, zanjó Tinker Salas.

“La política de hostigamiento y de ataques en inmigración no le sirve a Trump para hacer espacio entre los latinos y reelegirse, y a la base blanca tampoco le interesa mucho en este momento”, agregó el catedrático.

LOS NIÑOS SEPARADOS DE SUS PADRES

Fue precisamente el presidente Trump el primer cuestionado anoche en el tema de inmigración sobre cómo logrará reunificar a más de 540 niños que fueron separados de sus padres o madres en 2018, cuando su Gobierno aplicó la política de “cero tolerancia”.

Todas las familias no se han podido reencontrar, según reveló esta semana un informe conjunto del Departamento de Justicia (DOJ) y la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), ante el pedido de un juez federal.

El informe destaca que, de las 545 familias afectadas, no se sabe del paradero de los padres ni de los niños de 362 familias. En el caso de las otras 183 sólo se pudo ubicar a los niños.

Trump eludió la contestación directa hablando sobre el muro hasta que Welker, le pidió contestar la pregunta.

El presidente desvió nuevamente la respuesta refiriéndose a que las “jaulas” para albergar a los niños migrantes habían sido construidas en el 2015 por la Administración del presidente Barack Obama (2009-2017).

POLÍTICAS QUE DEBILITAN

Esta es precisamente la gran debilidad de la campaña de Biden, destaca Tinker Salas. “Recordemos que Biden en las primarias le tocó reconocer que fue un error esta política de deportaciones. Además, el Gobierno Obama fertilizó el camino para que Trump ganara y aplicara su política de inmigración, sin ninguna duda”, opinó.

El candidato demócrata tuvo que distanciarse de la política migratoria de Obama, cuando la moderadora le recordó que durante ese mandato no se aprobó una reforma de inmigración y se llegó a un récord de deportaciones.

«Llevó demasiado hacer las cosas bien (bajo el Gobierno de Obama). Yo seré presidente, no vicepresidente», afirmó Biden, quién reiteró en el debate que si es elegido trabajará en los primeros meses de su gobierno por aprobar una reforma migratoria con vía a la ciudadanía para los 11 millones de indocumentados que se estima viven en el país.

El demócrata aprovechó el momento para atacar al presidente al tachar de «criminal» la política de separación de familias migrantes.

«Es algo criminal (…) Hace que seamos el hazmerreír del mundo y viola todo los conceptos de lo que somos como nación», dijo Biden.

Trump aseguró que su Gobierno está «intentando muy en serio» localizar a los padres de esos menores, a pesar de que no es cierto que su Ejecutivo los esté buscando, sino que los que lo hacen son los grupos de derechos humanos seleccionados por un tribunal.

INMIGRANTES CON BAJO COEFICIENTE INTELECTUAL

El presidente tuvo un nuevo desliz contra los inmigrantes al decir que los únicos indocumentados que se presentan a las audiencias judiciales son aquellos con «el coeficiente intelectual más bajo».

El mandatario se refería a la práctica de «atrapar y liberar» implantada por el Gobierno Obama, que permitía a los migrantes permanecer en el país mientras esperaban audiencias sobre sus casos de inmigración.

El comentario provocó una reacción inmediata en Twitter. Trump ha cuestionado el coeficiente intelectual de otros en el pasado, muchos de los cuales eran personas de color.

INDIGNACIÓN QUE NO SE REFLEJA EN VOTOS

Pese a la indignación que puedan haber causado las palabras de Trump, tanto Tinker-Salas como Gamarra advirtieron que en este momento la inmigración no es una prioridad para los votantes hispanos.

“Acá en la Florida por ejemplo se trató de usar el tema de los ‘dreamers’ y de la separación de los niños, pero eso tiene un impacto como para confirmar la maldad del presidente Trump, pero cuando les preguntas a los latinos si votan por inmigración dicen que no votan por esto, sus preocupaciones son más parecidas a los de los demás votantes”, insiste Gamarra.

En este sentido, Tinker-Salas pone de ejemplo el último estudio del Centro Pew sobre los temas que le importan a los latinos, y que tienen en primer lugar la economía, seguido por el cuidado de la salud, el manejo de la pandemia de coronavirus y la desigualdad racial. Incluso el cambio climático está por encima de inmigración.

“La pandemia cambió las prioridades de todos, y esto al presidente Trump lo entendió, por esto la retórica del 2016 sobre los inmigrantes no la está usando este año, ya no le sirve”, concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here