Puerto Rico elimina el toque de queda y permitirá espectáculos de forma limitada. Un grupo de personas en el Viejo San Juan, Puerto Rico. (Foto: EFE/Jorge Muñiz/Archivo).

Desde este martes 25 de mayo, la Isla ya recibe a los turistas que lleguen en un vuelo doméstico, con el único requisito de presentar su tarjeta de vacunación contra COVID-19, por lo que no será necesario realizarse la prueba molecular para ser admitido al territorio.

Los pasajeros tendrán que certificar que están completamente vacunados, es decir que su última dosis se aplicó al menos un par de semanas antes.

De igual forma, deberá indicar la vacuna recibida, las fechas de la administración y subir una foto de la tarjeta de vacunación.

Aquellos que no se han vacunado, deberán presentar un resultado negativo de una prueba diagnóstica contra COVID-19.

LA ORDEN ES PARA «SALVAGUARDAR LA SALUD» DE TODOS

«Todas las medidas que hemos establecido buscan salvaguardar la salud y seguridad de todos. Las disposiciones que se han tomado en el aeropuerto han sido efectivas y la vacunación sigue demostrando que funciona», dijo el gobernador Pierluisi en el comunicado.

«Agradezco el trabajo del Departamento de Salud y que pudieron lograr de manera rápida los cambios necesarios para permitir que los nuevos estatutos para pasajeros de vuelos domésticos entraran en vigor», agregó.

La idea es flexibilizar ciertos aspectos e incentivar la vacunación de los residentes y quienes les visitan.

A cinco meses de haber comenzado la vacunación, las autoridades puertorriqueñas dicen estar  en mejor posición ahora y que continuaran avanzando para lograr la anhelada inmunidad de rebaño y acercarse a la vida que se tenía antes de la pandemia.

La nueva disposición solo aplicará en vuelos domésticos y no así en vuelos internacionales.

VIAJEROS INTERNACIONALES SÍ NECESITARÁN LA PRUEBA NEGATIVA

En el caso de estos últimos, es necesario que los pasajeros traigan una prueba negativa que no tenga más de 72 horas incluyendo el día de su llegada, aunque estén vacunados.

De no hacerlo se le impondrá una multa de 300 dólares y tendrá 48 horas para hacerse la prueba y presentar un resultado negativo.

Para esto, el Departamento de Salud proveerá un listado de los laboratorios a los que pueden acudir a hacerse la prueba sin necesidad de llevar una orden médica.

Toda persona que llegue sin evidencia de estar vacunado o sin un resultado negativo de la prueba, deberá permanecer en cuarentena desde el día que llegue a Puerto Rico hasta que tenga el resultado negativo de la prueba y la descargue a su Declaración de Viajero de manera digital.

De esta forma, el sistema dará por cumplido el requisito y procederá a borrarle la multa del sistema. Si el resultado de la prueba fuera positivo, el viajero deberá cumplir con el aislamiento impuesto y seguir con los protocolos establecidos para estos fines.

Además, será responsable de asumir todos los gastos médicos y la extensión de su estadía, ya que será el Departamento de Salud el que determine el tiempo que debe permanecer en cuarentena.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here