El acceso limitado a las vacunas contra COVID-19 en América Latina ha impulsado a muchas personas a viajar a EE. UU. para vacunarse. En la foto, una fila de personas esperan para vacunarse en La Paz, Bolivia, el 21 de abril de 2021.(Foto: VOA)

La lucha contra el coronavirus en Estados Unidos está tomando un nuevo giro con el acceso a las vacunas para muchos turistas que entran al país, algunos de los cuales están viajando directamente a los estados donde pueden inmunizarse sin dificultad.

Esto en parte es el resultado del avance de las vacunaciones en el país, donde según datos del gobierno más del 53% de la población ya ha recibido al menos una dosis, una cifra solamente superada por Israel y Gran Bretaña.

Estados como Texas, la Florida, Luisiana y Arizona no están exigiendo una prueba de residencia para recibir una vacuna contra COVID-19, e incluso están estimulando a todas las personas, sin distinciones, a que vayan a vacunarse.

La ciudad de Nueva York también está ofreciendo la vacuna de una dosis de Johnson & Johnson para los turistas visitantes de sus atracciones y espacios más emblemáticos.

El domingo, el coordinador de la respuesta de la Casa Blanca contra el coronavirus, Jeffrey Zients, dijo que Estados Unidos está “pasando la página” en la lucha contra la pandemia y que hay vacunas suficientes para todos. A esto se suma que alrededor de un 20% de la población no tiene intenciones de vacunarse.

La abundancia de vacunas en Estados Unidos contrasta con la escasez en el resto del mundo, especialmente en América Latina, donde la mayoría de los países apenas han logrado inmunizar a una parte importante de la población.

Y precisamente desde América Latina es que están llegando la mayoría de los turistas que buscan vacunarse, o que aprovechan un acceso que no tienen en sus países.

Agencias de viajes en México y Colombia, por ejemplo, promocionan paquetes turísticos que hacen énfasis en el acceso a la vacuna en Estados Unidos. En aeropuertos del sur de Estados Unidos, como Miami, Orlando, Houston o Los Ángeles, es posible observar el efecto del turismo de vacunas.

Pero en Miami, las vacunas han llegado hasta la playa, donde turistas latinoamericanos expresaron a la Voz de América su satisfacción por haber logrado vacunarse.

“En México hay pocas vacunas y solo las están poniendo a los adultos mayores, ¿Y pues yo, como joven, no veo ni siquiera hay la posibilidad de que pase, no? Entonces pues fue más fácil venir aquí», dijo la turista Samantha Amke.

El ecuatoriano Javier Coronel dijo que en su país “la situación está un poco crítica, la vacunación avanza pero es un proceso lento, mucha gente todavía no tiene acceso a las vacunas».

Las autoridades de muchos de estos estados se han percatado que ofrecer acceso a la vacuna para los visitantes puede ayudar en la recuperación de la caída que sufrió el turismo durante los peores meses de la pandemia y será más exitoso en la medida que se vayan abriendo las fronteras.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here