República Dominicana es el segundo país de América Latina con un mayor porcentaje de vacunados con respecto a su población, después de Chile, según cálculos del Gobierno. (Foto: EFE/ Orlando Barría)

Reading, PA — Vacúnate RD es el nombre de la campaña de vacunación contra el COVID-19, organizada por la Presidencia de la República Dominicana. El lanzamiento, en rueda de prensa, fue realizado el pasado 15 de febrero, transmitido en los canales locales. En Quisqueya, este proceso cuenta con distintas fases, que se llevarían a cabo de febrero a diciembre.
La fase I está segmentada en cuatro subfases. La Fase IA correspondió vacunarse a personal de salud de primera línea, quienes trabajan en los centros COVID-19. La Fase IB incluye al resto del personal de salud. En la Fase IC, los adultos mayores de 60 años con comorbilidades, priorizando aquellos que estén en asilos de ancianos. En la Fase ID, los adultos mayores de 60 años, el personal militar (FFAA), abarcando la primera línea del Ejército, Policía, Marina de Guerra, y también los docentes. En la Fase II será inmunizada la población dominicana con edades comprendidas entre 50 y 59 años. Para la Fase III corresponderá la población entre 18 y 49 años; programada a finalizarse entre agosto y diciembre.

En la página web vacunaterd.gob.do se pueden hacer citas. Sin embargo, hay aglomeraciones en diversos centros de vacunación, pues gran parte de ellas son realizadas en forma personal y no a través de la plataforma destinada para ello.

El mayor problema es que parte de la población se rehúsa a vacunarse, incluyendo personal médico, a los cuales se les dio preferencia al inaugurar la jornada de vacunación. El presidente Luis Abinader informó que alrededor de un 40% de la población se niega a acogerse al proceso. Algunas personas han dicho que lo harán cuando el proceso esté más avanzado.

Mientras tanto a quienes valiéndose de las “coyunturas” para inocularse, lo han realizado fuera de la fase que les corresponde y además lo presumen en sus redes muy orgullosos. Si se respeta el orden del plan, bajarían las aglomeraciones y los que deben vacunarse en su fase tendrían menos impedimentos. En ciertos lugares se suspendieron las citas por falta de vacunas, pero reanudaron luego que llegaran de China un millón de dosis.

En fin, a pesar de tantas contradicciones e informaciones tergiversadas, la República Dominicana está vacunándose, en un procedimiento que va en marcha, y aunque es bajo porcentaje que se ha vacunado, los números de contagios han ido en descenso paulatinamente. Cuando me toque, yo me vacuno, ¿y tú?

Con la colaboración de Milka Capois

emma_matinez10@hotmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here