Luigi Di Maio. (Foto: EFE/ETTORE FERRARI/Archivo)

Roma, Italia.- El «clima de odio» de los antivacunas, que en los últimos días han aumentado la agresividad de sus protestas, «no detendrá la campaña de vacunación» en Italia, dijo hoy el ministro de Exteriores, Luigi di Maio, que ha sido amenazado en las redes sociales por sus últimas declaraciones llamando a los italianos a inmunizarse.

«Las amenazas de estos días a periodistas, médicos y ciudadanos de a pie» por los antivacunas «son intolerables y deben denunciarse sin vacilación. Hablan de libertad, de vida, y luego amenazan de muerte a la gente. Frases como ‘te disparo, tienes que morir’, agresiones físicas y verbales. Se está superando el límite», afirmó Di Maio.

Según medios italianos, el ministro ha sido objeto de frases intimidatorias («hace falta plomo», «tienes que morir») por parte de violentos en los grupos de chat que usan los antivacunas para convocar protestas y que en los últimos días se han llenado de amenazas a médicos, periodistas o políticos, considerados responsables de que se exija el «pasaporte covid» para muchas actividades.

De hecho, mañana entra en vigor la obligatoriedad de presentarlo para poder acceder a aviones, barcos, trenes y autobuses de largo recorrido y los antivacunas han amenazado con bloquear más de medio centenar de estaciones de tren en todo el país para protestar.

Cientos de agentes de las fuerzas de seguridad reforzarán los controles para evitar altercados, después de que en las últimas concentraciones se hayan producido agresiones a periodistas.

En el chat de Telegram titulado «Basta dictadura» con el símbolo de una esvástica y con la franja «dictadura covid», que cuenta con más de 40.000 integrantes, esta mañana apareció la invitación a «asustar un poco el gobierno» y se adjuntaban los número de teléfono de la oficina del primer Ministro o de la oficina de comunicación».

«La libertad es la vida, es la protección de nuestra salud y de la de todas las personas que nos rodean. La violencia no, eso no es libertad, hay que condenarla. La política también está reaccionando, y doy las gracias a todos los que me han expresado hoy su solidaridad, que debe ir a las muchas, demasiadas personas que desde hace días sufren amenazas y agresiones», aseguró Di Maio.

Por eso, «la mejor respuesta que podemos dar es vacunarnos. La mayoría de los italianos ya se han vacunado, aproximadamente el 70% de los ciudadanos mayores de 12 años han completado el ciclo. Y no serán las amenazas de esos cobardes las que detendrán la campaña de vacunación», añadió.

El pasaporte sanitario se puede obtener con la primera dosis de la vacuna, haber pasado la COVID-19 o test de antígenos negativo en las 48 previas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here