Vista de un cartel en contra del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE). Muchas organizaciones que defienden los derechos de los inmigrantes tienen sus esperanzas puestas en la nueva administración de Biden-Harris. (Foto: EFE/Tania Cidoncha)

Recientemente me reuní con Héctor Barajas, director de Veteranos Deportados en la frontera de Tijuana, pero del lado estadounidense, para intercambiar nuestros sueños y trabajar para seguir adelante. Aunque tengo mis dos vacunas contra el COVID-19, aún no me siento cómodo cruzando la frontera.

Veteranos Deportados, Madres Soñadoras Internacional ―también deportadas―, Ángeles de la Frontera y muchas otras organizaciones, tienen sus esperanzas puestas en la nueva administración de Biden-Harris. Aunque se sabe lo que se necesita y si bien algunos pueden corregirse desterrando las órdenes ejecutivas del presidente anterior, cambiar las prácticas internas del sistema de inmigración llevará más tiempo.

Celebramos que se esté dando prioridad a algunos casos de asilo muy especiales y que finalmente nuestro gobierno esté encontrando a los padres de los niños separados en la frontera, algo que podría haberse hecho hace tantos meses.

Tenemos que reconocer que es de gran ayuda que esta nueva administración no demonice a inmigrantes y refugiados, sino que honre a estas personas y sus aspiraciones de vivir en un gobierno seguro y democrático.

No existe una varita mágica que haga retroceder todo el dolor y la destrucción que sufren las personas humildes que buscan asilo, y quienes tienen que esconderse en los lugares de trabajo más importantes de Estados Unidos. Tenemos mucho trabajo por delante y no será fácil. Si bien debemos presionar a quienes están en el cargo, también tenemos la responsabilidad de alzar la voz, y aplicar presión política para obtener las leyes y regulaciones necesarias.

Debemos exigir una reforma migratoria integral, hacer nuestra parte para que sea una realidad, y entender que hay una serie de otros programas cruciales que también son una prioridad para nosotros; sin olvidar que por ahora lo mas importante es controlar la pandemia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here