El plan de reapertura de las escuelas de Filadelfia se suspende después de una protesta: «No deberíamos tener que enseñarle a los estudiantes la muerte»

Heather Khalifa/The Philadelphia Inquirer

POR KRISTEN A. GRAHAM EN 07/29/2020

Si el Distrito Escolar de Filadelfia  reabre las aulas a la mayoría de los niños dos días a la semana en septiembre, lo hará sobre las objeciones de muchos de sus directores, maestros, padres y estudiantes.

En términos nada ambiguos el jueves por la noche, más de 100 miembros del público criticaron el plan desarrollado por el superintendente William R. Hite Jr., diciendo que no mantendría a los niños y al personal seguros ni ofrecería una experiencia educativa sólida.

“No deberíamos tener que enseñarle a los estudiantes la muerte”, dijo Robin Cooper, presidente del sindicato de directores del distrito, a la junta escolar en una dramática reunión virtual organizada en Zoom. Cooper lideró a docenas de líderes escolares en un movimiento sin precedentes, públicamente en contra de una posición de la administración central.

“Nuestros miembros están aterrorizados y yo también”, dijo Jerry Jordan, presidente de la Federación de Maestros de Filadelfia, quien dijo que los edificios tienen” problemas peligrosos “en torno a la ventilación y que llevó al distrito a la tarea de provisiones” absurdas “para máscaras y escudos para el personal.

La reunión de más de ocho horas, que comenzó a las 4 p.m. y se extendió hasta la madrugada del viernes, se suponía que había dado lugar a que la junta votara el plan de Hite hacia arriba o hacia abajo. Pero después de horas de escuchar a más de 100 personas que hablaron en contra del plan de Hite, el superintendente pidió otra semana para reorganizarse. Una vez que se anuncien esos cambios, la junta volverá a reunirse el 30 de julio para considerar un plan revisado de salud y seguridad que se presentará ante el Departamento de Educación de Pensilvania.

Si los estudiantes no vacunados son excluidos de la escuela, la junta no debe considerar ninguna instrucción en persona en una pandemia, punto, dijo la miembro de la junta Angela McIver, que estaba en contra de esperar una semana para actuar. Ella dijo que el distrito necesita cada momento entre ahora y el comienzo de la escuela para planear.

“No hicimos un buen trabajo entregando escuelas limpias y saludables antes de la pandemia”, dijo McIver. Ella no creía que el distrito debería pedir a los padres que confiaran en que podrían hacerlo en medio de COVID-19.

Horas antes, durante el testimonio público sobre Zoom, Stephanie King, cuyos hijos asisten a la Primaria Kearny en Northern Liberties, dijo que había demasiadas preguntas con respecto al plan del distrito y muy pocas respuestas sobre el modelo híbrido propuesto y la opción totalmente virtual ofrecida a las familias.

“No queremos enviarlos a morir y no queremos una chárter cibernética de imitación”, dijo King. “Por favor, hagan lo correcto y comiencen a todos en línea y manténgannos vivos a nosotros y a nuestras escuelas”.

Incluso los estudiantes le pidieron a la junta que obligara a Hite a regresar a la mesa de dibujo o a una opción completamente virtual y se preguntaron por qué los líderes del sistema no se enfocaban en desarrollar un plan escolar sólido y totalmente remoto para todos los estudiantes.

Hailey Ivory, una estudiante de décimo grado, dijo que estaba “muy asustada” por la posibilidad de regresar a la escuela en medio de COVID-19. “Me preocupa que pueda propagar el virus a mis familiares más vulnerables”.

El plan de reapertura de las escuelas de Filadelfia se suspende después de una protesta: "No deberíamos tener que enseñarle a los estudiantes la muerte" 1
(Yong Kim/The Philadelphia Inquirer)

Y aunque se ofreció una opción 100 % remota a los estudiantes que la desean, si Ivory la elige, no podrá participar en su programa de biotecnología.

Kiana Thompson, directora de la Academia de Palumbo, sufre de un trastorno autoinmune y casi murió hace unos años.

Pero incluso entonces, “no sentí el nivel de miedo y ansiedad que siento ahora” contemplando volver a la escuela bajo la primera propuesta de reapertura del distrito, dijo.

La presidenta de la junta escolar, Joyce Wilkerson, reconoció la impopularidad del primer plan, pero dijo que “para una gran cantidad de nuestros estudiantes, el aprendizaje virtual es una mala opción”, especialmente para niños pequeños, estudiantes de inglés y niños con necesidades especiales.

“Por esta razón, estamos enfocados en entender qué medidas de salud y seguridad deben implementarse para garantizar que podamos traer a los estudiantes físicamente a la escuela siempre que sea posible de manera segura este año”, dijo Wilkerson.

Hite dijo que el distrito inicialmente esperaba traer a los niños más pequeños de vuelto a clase cinco días a la semana, pero que no podía permitirse ese plan. El costo del plan significaría hasta $ 80 millones adicionales, dinero que no puede permitirse sin una inyección de fondos federales.

Thomas Farley, comisionado de salud de Filadelfia, subrayó la posición de la ciudad de que las escuelas deberían abrir; Si bien es posible la transmisión del virus, también deben considerarse las preocupaciones sobre los estudiantes vulnerables que pierden oportunidades educativas, dijo.

“Las escuelas no focos de transmisión de COVID”, dijo Farley.

En solo un día, el miércoles, las familias de 2,000 estudiantes indicaron que elegirán una opción completamente virtual para minimizar el riesgo de coronavirus. Eventualmente, las autoridades dijeron el jueves que esperan que el 20 % de los estudiantes opten por la “Academia Digital”, aunque el posible cambio en los planes probablemente afectaría esos números.

Las escuelas con altas concentraciones de niños en la instrucción en línea verán pérdidas de recursos bajo su primera versión del plan, con personal docente y de apoyo necesario para la cohorte de estudiantes completamente virtuales, dijo Hite.

Varios otros distritos, más recientemente Allentown, han decidido comenzar el año virtualmente, pero Hite dijo que se guiaría por la ciencia y la orientación del departamento de salud de la ciudad y otros, no por las decisiones tomadas por otros sistemas escolares.

“Debido a la naturaleza de esta pandemia, las condiciones seguirán evolucionando en Filadelfia y sus alrededores”, dijo Hite.

La junta escolar podría obligarlo a renunciar a  una apertura en persona si los miembros no se sienten cómodos con ella, dijo el superintendente.

Hite también dijo que la próxima semana se hará un anuncio sobre las opciones de cuidado infantil para familias de trabajadores esenciales y otras personas que estarán en una situación difícil con los niños en la escuela solo dos días a la semana. La ciudad, trabajando con proveedores de cuidado infantil y otros, dijo Hite, probablemente abriría centros de recreación, bibliotecas y otros lugares con acceso a internet.

No estaba claro de inmediato cuál sería el costo de dicha atención o cuántos niños podrían ser acomodados.

Bajo la primera versión del plan de reapertura de Hite, las familias tendrían que comprometerse a una opción de aprendizaje totalmente remota para el 4 de agosto, dijo el superintendente, y acordar mantener a sus hijos inscritos de esa manera al menos hasta enero. No estaba claro si esas condiciones cambiarían dado el clamor público  y la decisión de Hite de volver a la mesa de dibujo.

Nota de la editora: Este artículo se publicó originalmente en inglés y fue escrito por Kristen A. Graham para The Inquirer. Fue traducido por Diana Cristancho y editado por Gabriela Rivera para Kensington Voice.


El plan de reapertura de las escuelas de Filadelfia se suspende después de una protesta: "No deberíamos tener que enseñarle a los estudiantes la muerte" 2

Kensington Voice es una de las más de 20 organizaciones de noticias que producen Broke in Philly, un proyecto colaborativo de reportaje sobre movilidad económica. Lea más en brokeinphilly.org o sígalo en Twitter en @BrokeInPhilly.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here